Los Tablet Siguen Imparables: En 2015 se podrían Vender 250 Millones

tablets-ventas-2015

El mercado tablet ha crecido un 275’5% tras la llegada del iPad de Apple. Según algunos analistas, este aumento va a continuar en los próximos años (en torno a un 35%), lo cual llevará a ventas asombrosas durante un buen tiempo.

Un análisis transparente de los mercados confirma que el mercado de los tablet, dirigidos por el iPad, va a continuar su vertiginoso crecimiento. Durante 2010 se vendieron 17,8 millones de dispositivos dentro de este mercado resucitado de los tablet. Y en 2011 esta cifra se duplicó, gracias al empuje del iPad y iPad 2.

Esto ha hecho mella en el mercado de los ordenadores de sobremesa y portátiles, sobre todo en el segmento de los ultraportátiles o netbooks. El dato interesante es que, si este crecimiento continua como se prevé, cercano al 40%, en 2015 se habrán vendido 248,6 millones de tablet. Que no es moco de pavo, ni mucho menos.

A la hora de alcanzar estas cifras estratosféricas, será crucial el papel del mercado en países emergentes. Si es probable seguir con esta tendencia, no se sabe si seguirá la hegemonía del tablet de Apple o si otro dispositivo tomará las riendas del mercado. El iPad 3 tendrá bastante que decir en este aspecto en los próximos meses.

Parece ser, según algunos sitios web, que una buena parte de los usuarios prefiere tablets con pantallas de entre 8 y 10 pulgadas, justo el segmento donde se encuentran los iPad, por lo que parte de una posición privilegiada para seguir liderando el mercado.

En definitiva, parece ser que estas cifras astronómicas en las ventas de tablet van a seguir, con la entrada de nuevos actores en el mercado que intentarán cubrir los segmentos de bajo coste que aún están por explotar.

Comenta Los Tablet Siguen Imparables: En 2015 se podrían Vender 250 Millones

Pablo Aguilera es ingeniero de profesión, y le gusta pensar que se dedica a buscar nuevos modos de hacer que la tecnología resulte mágica para la gente. Le encanta la naturaleza y el deporte, por lo que en cuanto puede planea una escapada, a la que suele invitar a sus gadgets si prometen no molestarle.