Análisis de las Diferencias de Diseño entre el iPad Air y el iPad 4

ipad-air

Con la llegada del iPad Air, Apple ha dado un nuevo rumbo a la línea de diseño de la gama iPad, ganando en portabilidad, ligereza y comodidad. Bien es cierto que las innovaciones que esconde el nuevo iPad Air no se limitan sólo al plano estético, la potencia y rendimiento del nuevo procesador A7 tienen mucho que decir, pero sí es cierto que, puestos a comparar con los modelos anteriores, el nuevo diseño es lo primero que se percibe.

Para los que quieran ver el rendimiento del nuevo iPad Air frente a los anteriores modelos, hace unos días publicamos una completa comparativa de la velocidad de todos los modelos de iPad hasta la fecha.

1x1.trans

El nuevo diseño del iPad Air es tan ligero y cómodo que nos recordará al iPad Mini

El iPad Air supone un cambio sustancial en la esencia del iPad y, por primer vez desde el lanzamiento del iPad 2, nos encontramos ante un diseño completamente nuevo. La pantalla sigue siendo la misma que nos encontramos en el iPad 3, pero esta vez viene acompañada de una forma mucho más ligera y delgada.

El nuevo diseño imita al del iPad Mini, de hecho, si ponemos uno al lado del otro, podremos ver que en esencia el iPad Air es un iPad Mini de grandes dimensiones. Como el diseño es una herencia directa del iPad Mini, el nuevo iPad también hereda sus virtudes, tales como el peso, el tamaño reducido y la comodidad de sostener con una única mano.

1x1.trans

Si comparamos el diseño del iPad Air frente al del iPad 4, el modelo predecesor a éste, observamos que las diferencias son más que notables. No me atrevería a decir si son mayores a las del salto entre el iPad de 1ª generación y el iPad 2, pero no cabe duda que el cambio es enorme.

Las diferencias entre uno y otro modelo son más que notables: un 28% más ligero y un 20% más delgado

Como señalan en Appadvice, los datos muestran que se trata de algo más que una simple actualización. Si el iPad 4 ya era un dispositivo ligero para su tamaño y la tecnología que escondía en su interior, el iPad Air es un 28% más ligero y un 20% más delgado que su predecesor. Sin duda, eso debe de notarse cuando lo tienes en la mano.

La duda que se nos planeta es obvia: ¿merece la pena actualizarse de un iPad 4 a un iPad Air? Mi respuesta sería clara: si lo haces por la potencia, definitivamente no, pues el iPad Air aún le queda un largo trecho para explotar su potencial y para entonces puede que un nuevo modelo haya llegado al mercado. En cambio, si tienes el dinero y el nuevo diseño te convence, adelante.

Os dejo la pregunta a vosotros. ¿Os cambiaríais de un iPad 4 a un iPad Air?

Comenta la entrada y únete a la conversación

  • leonardo

    porque apple simpre saca el modelo anterior y deja el mas viejo quitaron el iphone 5 pero dejaron el 4s
    no es critica solo curiosidad

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • cesarchip

    No para nada cambiaría, a pesar de la ligereza y cambio de diseño, no creo que sean motivos suficientes. Al menos para gente con un salario promedio. Sin embargo yo tengo la 2 y el iPhone 5, por lo tanto el iPad será mi compra de este año. Aunque aún no se sí irme por el air o el mini. Esperaré a poder palpar las 2 para decidirme

MBA y licenciada en económicas. Autora del blog Mobile Marketing en tacones, cuenta con más de 7 años de experiencia en marketing y comunicación. Volcada en el fascinante universo mobile desde hace 4 años. Profesora en varias escuelas de negocio y universidades. Escribo en iPadizate sobre la actualidad del mobile marketing.