El Samsung Galaxy S7 ya se ha presentado, ¿es mejor que el...

El Samsung Galaxy S7 ya se ha presentado, ¿es mejor que el iPhone 6s? Los comparamos

Compartir
iPhone 6s vs Galaxy S7

Hoy ha comenzado una nueva edición de la mayor feria de dispositivos móviles del planeta. Como sabéis, tiene lugar en Barcelona, y hace unos minutos hemos podido ver la presentación pública y oficial del que podría ser el contrincante del año para el iPhone 6s, Samsung Galaxy S7. La gama alta del mercado androide llega ya a potencias desmesuradas, pero para competir de tú a tú con los más grandes, primero deberá enfrentarse con el todopoderoso iPhone 6s en esta comparativa de hoy.

Quizás este año quieras cambiar de terminal, necesites jubilar tu viejo iPhone 4s y te gustaría dar el paso hacia la nueva generación de Apple presentada hace ya unos meses. Sin embargo, el panorama Android también saca a relucir algunos atractivos y poderosos terminales. El buque insignia de la grande Samsung ha sido presentado hace pocos minutos, y puede que el Galaxy S7 sea la alternativa a tu viejo móvil, o quizás no.

Antes de comparar cada uno de los apartados, no estaría de más que tuviéramos una visión general de las características más destacadas que ofrecen estos dos increíbles terminales sobre el papel:

Especificaciones iPhone 6s Samsung Galaxy S7
Dimensiones 138,3 x 67,1 x 7,1 mm 142,4 x 69,6 x 7,9 mm
Peso 143 gramos 152 gramos
Pantalla 4,7 pulgadas IPS 1334×750 con tecnología 3D Touch 5,1 pulgadas SuperAMOLED 1440×2560 con protección Gorilla Glass 4
Densidad de píxeles 326 ppi 577 ppi
Procesador Apple A9 (APL0898) con una GPU PowerVR GT7600 Qualcomm Snapdragon 820 Quad-core con una GPU Adreno 530 / Samsung Exynos Octa-core 8890 con una GPU Mali-T880 MP12
RAM 2 GB 4 GB LPDDR4
Sistema operativo iOS 9 Android 6.0.1 Marshmallow personalizado con TouchWiz
Almacenamiento 16, 64 o 128 GB no ampliables mediante micro SD 32 o 64 GB ampliables hasta 200 GB mediante micro SD
Cámaras 12 megapíxeles, True Tone Flash y secundaria de 5 megapíxeles 12,2 megapíxeles, sensor Sony IMX300, f/1.7, autofocus, OIS, dual-LED y secundaria de 5 megapíxeles y f/1.7
Batería 1715 mAh 3000 mAh
Precio Desde 749 euros Desde 719,01 euros

Hardware

Tomando como referencia los datos que nos aporta la anterior tabla, sobre el papel el Galaxy S7 es el claro vencedor en este apartado. El terminal del fabricante surcoreano alberga un chip de proceso de datos de mayor velocidad y potencia, el doble de memoria RAM, una batería de un claro mayor recorrido. Estos datos nos harían pensar que el S7 haría que el teléfono de Apple mordiera el polvo en una batalla por el rendimiento, pero más adelante nos centraremos en este tema, pues no es oro todo lo que reluce.

iphone_6s_review_11

En otro orden de cosas, el iPhone 6s presentó la tecnología 3D Touch como gran novedad de su terminal estrella. Esto posibilita al iPhone 6s ha detectar hasta 3 niveles de presión de nuestros dedos sobre la pantalla. Cada uno de estos niveles puede estar ligado a una acción dependiendo de la aplicación que utilicemos. Es una nueva forma de interactuar con la interfaz del terminal.

En el aspecto de la autonomía, aún no podemos saber cómo de bien rinde la del S7 por su reciente puesta de largo ante el público. De lo que sí podemos estar seguros es de los puntos a su favor que le otorga la carga rápida e inalámbrica frente a su opositor, el iPhone 6s. Sin embargo, la duración de la batería dependerá, y mucho, de la resolución que ofrece cada terminal, datos que comentaremos ahora.

Pantalla

Aún sabiendo que ambas pantallas tienen un tamaño muy parecido, sus resoluciones son muy dispares. Frente a las 4,7 pulgadas del iPhone 6s, tenemos las 5,2 pulgadas del nuevo Galaxy S7 de Samsung. Sobre el papel no parecería una diferencia muy significativa, pero en persona sí que se nota. La batalla por las resoluciones 2K y 4K está servida, y está claro que la resolución más de moda en el panorama Android, 1440×2560, se ve de fábula, pero para los tamaños de pantalla que se manejan en ambos mundo (iOS y Android) con la resolución del iPhone 6s, 1334×750, nos sobra.

Samsung Galaxy S7 frontal

Diseño

No podemos decir que este punto sea lo más objetivo posible, pues depende bastante del criterio de cada persona. Samsung transformó favorablemente su diseño en el paso del S5 al S6, y este año ha mantenido el aspecto y los materiales de construcción de su terminal estrella. Por su lado, Apple siempre ha utilizado una construcción premium y el aspecto de todos sus dispositivos dista mucho de pertenecer a la categoría de calidades bajas, medias e incluso altas.

Tanto el Galaxy S6 como el iPhone 6s recibieron duras críticas con respecto a la protuberancia de sus cámaras. La nueva edición de Samsung Galaxy ha visto reducido ese volumen notablemente. Pero es un detalle sin importancia que solo los más obsesionados dan cuenta de ello.

iPhone 6s

Hay un aspecto que se le achacó a la anterior versión del móvil de Samsung, y fue la resistencia al agua y al polvo que sí ofrecía el Galaxy S5. En esta ocasión, esta característica tan demandada y acusada en el actual terminal de la firma vuelve por la puerta grande con la protección IP68. Hecho que contrasta con la protección a agua (1,5 metros de profundidad durante 30 minutos) y polvo del iPhone 6s y 6s Plus, que no han conseguido certificación IP.

Software

Posiblemente este apartado podría suponer el inicio de una historia sin final en el horizonte. Ya se ha hablado mucho de las diferencias que existen entre iOS y Android y de si uno lanza una característica presente en el otro sistema en su próxima versión o no. No es de extrañar que en Android se quiera aumentar el tema de hardware para conseguir un rendimiento similar o mejor que en iOS. Esto le dio en 2015 al iPhone 6s el título del teléfono más potente según algunos benchmarks.

El Galaxy S7 ejecuta la última versión del sistema operativo de Google, Android 6.0.1 Marshmallow. Por su lado, el terminal de Apple corre sobre iOS 9. No podemos afirmar que se hayan hecho cambios significativos entre las versiones anteriores de cada sistema operativo y el último, pues ambas dedican sus actualizaciones a madurar y optimizar un poco más el funcionamiento y rendimiento general.

Galaxy S7

Sin embargo, Apple sabe que su sistema va mejor que Android en sus terminales, y juega siempre con esa baza en sus presentaciones. El rendimiento de iOS 9 en el iPhone 6s es impecable. Las diferencias son claras, pues Samsung debe adaptar la última actualización de Android siempre a su capa de personalización Touch Wiz, lo que incide finalmente en el rendimiento del terminal. Por su parte, Apple realmente no tiene que preocuparse por ninguna capa sobre su sistema, por lo que sus terminales corren iOS de manera nativa y sin historias, por lo que las actualizaciones son más rápidas que en el terminal de Samsung. Además, iOS no necesita tanta memoria RAM como en Android para correr perfectamente.

Cámara

Una novedad, para bien y para mal, de la nueva cámara del S7 es su tamaño y su resolución, respectivamente. Si bien el sensor del S6 tenía un buen tamaño (1/2.6″), el nuevo modelo de la firma asiática se va hasta los 1/2.5″ (que lo han llamado tecnología Dual Pixel), lo que supone unos píxeles más grandes que captan mayor luz. En cambio, su resolución ha bajado de 16 a 12,2 megapíxeles de resolución. En este apartado, y viendo los grandes resultados del iPhone 6s desde su lanzamiento, no podríamos hacer una valoración exacta del valor de la nueva cámara del S7.

Shot on iPhone 6s.

Por su parte, ya pudimos ver cómo de bien grababa vídeo 4K el buque insignia de los de Cupertino. Esta cámara, junto a su resolución, y el flash de la cámara frontal, eran los aspectos destacados con los que iPhone 6s se presentaba. Ambos dispositivos tienen grandes cámaras, y no podemos afirmar que una es mejor que otra, pero la facilidad y rapidez con la que el dispositivo de Apple realiza capturas y vídeo en altísima resolución, son asombrosas.

Conclusión

A la vista de los aspectos repasados anteriormente, no podemos asegurar un vencedor hasta conocer algunos aspectos más ligados al rendimiento y autonomía tras varias semanas de uso del nuevo dispositivo de Samsung. Pero nuestras primeras impresiones podrían inclinar la balanza en favor del terminal de Apple, por temas de rendimiento, diseño y cámara. Sin embargo, no podemos negar que el nuevo Galaxy S7 rebosa potencia y belleza por todos sus costados, sobre todo si nos fijamos en su vertiente edge, con un diseño mejorado.

No nos extrañaría que, a la luz de lo acontecido esta tarde en el MWC de Barcelona Apple saque sus cartas más pronto que tarde a relucir y presente alguna nueva versión de su terminal estrella de 2015 para tumbar todas las expectativas y hype generados por el último dispositivo de Samsung.