Tres formas de ver un mismo juicio: Apple, Samsung y Google

Tres formas de ver un mismo juicio: Apple, Samsung y Google

Compartir

Hace unos días os contábamos el veredicto del juicio de Samsung contra Apple que se estaba celebrando en California. El jurado popular declaró a Samsung culpable de violar algunas patentes de la manzana, lo cual nos puede llevar a pensar que Apple es la triunfadora de todo este culebrón y la surcoreana la perdedora. Pero quizás esto no sea del todo así. Vamos a analizar las declaraciones de cada una de las compañías que se han realizado tras el juicio, incluidas las de Google que ha salido a defender Android.

Apple

Apple fue quien inició todo este lio. Lo vimos en el artículo en el que os contábamos el veredicto, Tim Cook mandó una carta a sus empleados de la que destacamos algunas frases:

“Hoy fue un gran día para Apple y los innovadores de todo el mundo. Elegimos la acción legal a regañadientes, no antes sin haber intentado pedir a Samsung que dejara de copiar nuestro trabajo. Para nosotros este juicio ha sido siempre algo más importante que las patentes o el dinero. Valoramos la originalidad, la innovación y la dedicación de nuestras vidas a fabricar mejores productos. Estoy muy orgulloso del trabajo de cada uno de ustedes. Hoy los valores han ganado y espero que todo el mundo lo haya escuchado.”

Queda claro que en Apple están muy orgullosos de haber ganado el juicio. Además, como “los buenos de la película”, Tim aprovecha para destacar que ellos no querían denunciar, y que solo lo hicieron porque Samsung hacía caso omiso a sus peticiones.

No obstante, entrar en una guerra en los tribunales supone un límite y una desaceleración para la innovación, ya que la burocracia, como todos sabemos, es muy lenta. Si las patentes de Apple demuestran o no que Samsung les ha copiado podría llevar mucho debate en el que no queremos entrar.

En resumen, la parte de Apple está clara, y si otra compañía quiere hacer algo que ellos han hecho previamente deberá pasar por caja (tal y como han hecho ya muchas empresas). Si quiere hacer algo diferente, solo tienen que innovar. Para nosotros, los usuarios, esta sería la mejor solución, ya que así tendríamos más variedad donde elegir.

Samsung

La empresa coreana ha quedado como la gran perdedora en este juicio. En sus declaraciones dejan ver que la decisión ha sido injusta y que ellos son los verdaderos innovadores, aludiendo a los veredictos de otros países:

“Inicialmente propusimos negociar con Apple en lugar de ir a los tribunales, debido a nuestra anterior relación comercial. Sin embargo, Apple siguió adelante con su demanda y nosotros no hemos tenido más remedio que ir a juicio. El veredicto contrasta claramente con las decisiones tomadas por los tribunales en otros países, como Reino Unido, Holanda, Alemania y Corea, en los que dictaminaron que no habíamos copiado los diseños de Apple. Confiamos en que los consumidores y el mercado den prioridad a la innovación y no a las compañías que se meten en juicios.”

Es posible que se pueda debatir si Apple estuvo en lo correcto demandando a Samsung, pero lo que está claro es que la inspiración de la surcoreana no fue propia y algo tuvo que ver con Apple. Siempre pudieron hacer algo diferente, pero claro, era mejor ir a lo seguro.

Samsung ha conseguido en los últimos años posicionarse en lo más alto del mercado junto con la empresa de Cupertino. No cabe duda que parte del mérito es propio de Samsung, pero quizás algo haya ayudado la inspiración que tuvieron en Apple. Tras la sentencia de este juicio tendrán que cuidar muy mucho sus diseños y no violar ninguna patente.

Quizás 1.000 millones de dólares no sea demasiado para una empresa como Samsung, pero si violaran otra patente podrían empezar a prohibir la venta de sus productos, cosa que sí afectaría a las arcas de la empresa. De momento no parece que el resultado del juicio haya supuesto ningún revés grave para esta gran empresa.

Google

Y vosotros os preguntaréis, ¿qué pinta Google aquí? Pues los de Mountain View han salido a la palestra, tras conocer el veredicto, para decir que las patentes violadas no afectan al núcleo de Android. Según sus declaraciones:

“La mayoría de las patentes no se relacionan con el núcleo del sistema operativo Android, y varias están siendo re-examinadas en la oficina de patentes de Estados Unidos. La industria móvil avanza rápidamente y todas las compañías intentan construir basándose en ideas que han existido durante décadas. Trabajamos con nuestros socios para ofrecer a los consumidores productos innovadores y asequibles, y no queremos que nada limite eso.”

Como veis, una postura bastante neutral, aunque dejan un latiguillo en el que dicen que todo el mundo se basa en ideas ya existentes. No obstante, no entran en más detalle. Además, debemos recordar que Google advirtió a Samsung sobre la gran similitud de sus productos con los de la manzana, y como esto podía traerles problemas.

Conclusión

Creo que todos esperamos que este juicio sea el final de las disputas legales entre grandes empresas y que se empiecen a medir en el mercado y con sus productos, como debería de ser.

Como decía, los 1.000 millones de dólares de multa no suponen un lastre para Samsung, y tampoco son de mucha utilidad para Apple (ya sabemos que tiene de sobra). Tampoco creo que este resultado manche la imagen de cualquiera de las dos empresas. El único gran perdedor de este tipo de juicios podría ser la innovación y, de rebote, nosotros como usuarios.

Comparte este artículo con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Muchas gracias!

Vía | Appleweblog