Cómo convertir una microSIM en nanoSIM

Cómo convertir una microSIM en nanoSIM

Convierte MicroSIM en NanoSIM para utilizarla con el nuevo smartphone de Apple

Antes de nada, decir que todavía no tenemos un iPhone 5 para asegurar que esto funcione, pero todo de lo que vamos a hablar es cuestión de matemáticas básicas.

En este tutorial os queremos mostrar cómo cortar y afeitar la microSIM para convertirla en una nanoSIM. No es un 100% 1:1, pero el tamaño es muy comparable con lo que veremos en las nanoSIM oficiales. Por eso pensamos que es casi seguro que funcione correctamente en los iPhone 5.

Os dejamos un vídeo que muestra paso a paso cómo convertir la tarjeta microSIM en una tarjeta nanoSIM:

Nota: Antes de empezar a cortar, leer y ver el tutorial completo.

Obviamente, lo más fácil es solicitar a tu operador una nanoSIM verdadera, pero para algunas circunstancias, esta opción puede ser factible.

En primer lugar, saber que las mediciones de la nanoSIM están sacadas directamente de la ETSI. Las especificaciones son:

  • Anchura: 12,3 mm
  • Altura: 8,8 mm
  • Profundidad: 0,67 mm

Con estas medidas tan pequeñas necesitaremos un medidor digital para realizar las mediciones. Son bastante económicos y podéis encontrarlos en Amazon, entre otros sitios.

Lo siguiente, el sitio web ETSI dice esto acerca de la nueva norma de las nanoSIM:

«Pueden ser envasadas y distribuidas de una manera que es compatible hacia atrás con los actuales diseños de tarjeta SIM. El nuevo diseño ofrece la misma funcionalidad que todas las tarjetas SIM actuales.»

Esto significa que, al igual que podíamos cortar la tarjeta normal para convertirla en microSIM, se podrá hacer con las nanoSIM. Vamos a ello.

Lo primero que hay que hacer es medir la anchura, altura y profundidad de nuestra actual microSIM. Así te haces una idea aproximada de lo que hay que recortar para ajustarse a las especificaciones de la nanoSIM.

Por supuesto, cada microSIM puede ser ligeramente diferentes en sus medidas, pero todas deberían ser más o menos iguales.

La microSIM del ejemplo tenía estas medidas:

  • Anchura: 14,99mm
  • Altura: 12,03mm
  • Profundidad: 0,81mm

Así que después de hacer los cálculos, había que cortar 2,69 mm de ancho, 3,28 mm de alto y, la parte más difícil, 0,14 mm de profundidad.

Para llevar a cabo la cirugía, sentí que un par de tijeras normales sería suficiente para la anchura y altura. La profundidad fue una historia completamente diferente. Para recortar la profundidad decidí que lo mejor era utilizar papel de lija. El papel de lija también viene muy bien para recortar unas centésimas de milímetro de una de las caras de la tarjeta SIM.

Así que, básicamente, sería algo como esto. Recorté un poco, medida con calibrador digital, recorte un poco más, medida y así, siempre teniendo en cuenta la anchura, altura y profundidad de las actuales especificaciones de la nanoSIM. Debéis tener cuidado y no entusiasmaros con esto. Tomaros vuestros tiempo, si no lo hacéis podéis cortar el chip y arruinar la tarjeta.

Al final, a pesar de no poderlo probar hasta que recibamos el iPhone 5, parece que los resultados han sido buenos. El producto final se ve muy cerca de lo que son las nanoSIM oficiales. Por otro lado, utilizamos un teléfono Nokia para ver que al menos detectaba la presencia de la tarjeta. Esto significa que hay una gran probabilidad de que la operación haya salido bien.

Obviamente no podemos estar 100% seguros de que nuestra nanoSIM funcione, pero las posibilidades parecen muy altos.

Si decidís probar esto, os sugiero que lo hagáis con una tarjeta microSIM que no necesitéis. Incluso se puede hacer con una tarjeta normal, de esas que ahora ya nos parecen gigantes, ya que el chip es el mismo.

¿Qué os parece?

Comparte este artículo con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Gracias!

Vía | iDownloadblog