Cómo las Aplicaciones de Terceros se Apoderan de iOS

Cómo las Aplicaciones de Terceros se Apoderan de iOS

Las aplicaciones de terceros han empezado a convertirse en las «mejores de la clase» en iOS. Esto es bueno para los desarrolladores, usuarios y, a corto plazo, para Apple. Esto da a los desarrolladores, como Google, publicidad adicional e ingresos, además de ofrecer mejores apps para los usuarios de dispositivos iOS. También ayuda a vender más dispositivos de Apple. Sin embargo, a largo plazo, puede que no sea tan beneficioso para Apple.

Muchas personas no verán problema alguno en que las apps de terceros sean de gran calidad. En parte tienen razón, pero la política de Apple con las de terceros y la falta de innovación de sus propias apps es lo que puede llegar a crear un problema.

En primer lugar, Apple no permite configurar aplicaciones de terceros como las apps por defecto del sistema iOS. Si lo extrapolamos a un ordenador, sería como si Apple no permitiera utilizar por defecto un navegador diferente a Safari en OS X. Esto no sería aceptable. La única razón por la que esta restricción no ha creado problemas hasta ahora es porque las apps de Apple han hecho su trabajo perfectamente, además de ser suficiente para la inmensa mayoría de usuarios. Hasta ahora.

Esto nos lleva a un segundo problema. Con el lanzamiento de Gmail, Google Maps y Chrome, Google ha empezado a ofrecer mejores aplicaciones de las que lleva por defecto el sistema iOS de Apple. Otras apps como Sparrow o Fantastical también son alternativas serias a lo que ofrece Apple. Pero al no poder configurarlas para que el sistema las use por defecto, la experiencia de usuario no es completa, forzando iOS a utilizar sus aplicaciones en algunas ocasiones.

Si esto se extiende, con el tiempo, podría llevar a que algunos usuarios pensaran en que es más fácil usar un dispositivo Android que directamente utilice las aplicaciones de Google por defecto. Año tras año Apple promociona la integración de algunas aplicaciones (por ejemplo redes sociales) como nuevas características de iOS, características que no están disponibles si utilizas apps de terceros. Si un usuario elige que sus aplicaciones básicas son todas de terceros y la integración de estas con iOS no es completa, podrían sentirse frustrados y, finalmente, buscar otras opciones.

Apple no está carente de soluciones para este problema. En primer lugar, Apple necesita mejorar sus apps básicas al mismo ritmo o más rápido que las apps de terceros. En segundo lugar, Apple tiene que permitir a los usuarios seleccionar sus apps por defecto en iOS. Si alguna de estas dos cosas no ocurre, Apple podría empezar a perder usuarios que prefieran, por ejemplo, las de Google para tener una experiencia de integración completa.

Con algunos sencillos cambios en iOS y en su política, Apple podría convertir al iPhone en un dispositivo todavía mejor. Sin embargo, una postura obstinada podría repercutir en una experiencia de usuario pobre y torpe, lo cual podría ahuyentar a algunos usuarios.

Comparte este artículo con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Gracias!

Vía | Gizmodo