¿Por qué los Americanos Odian Android y Aman Apple?

¿Por qué los Americanos Odian Android y Aman Apple?

Compartir

¿Por qué los estadounidenses prefieren de forma abrumadora el iPhone, cuando el resto del mundo ha adoptado de forma abrumadora a Android?

Los números cuentan una historia increíble. En todo el mundo, Android tiene un 75% de cuota del mercado de smartphones, frente al 15% de Apple, según IDC. Pero en Estados Unidos, el iPhone representa el 63% de las ventas de smartphones en Verizon y un sorprendente 84% de las ventas de smartphones en AT&T.

En Asia, los jóvenes compradores adinerados, están dando la espalda al iPhone y pasándose a los dispositivos Android, en particular los fabricados por Samsung, según algunos informes de Reuters. Un gerente de comercialización de los productos de Apple dice que en Bangkok el iPhone se ha vuelto como los bolsos de Louis Vuitton, algo que una vez fue considerado un producto de lujo, pero que ahora es demasiado común.

Pero en los Estados Unidos los Android todavía están muy por detrás. Dan Lyons, de Readwrite, parece estar un poco cansado del fanatismo que se vive en Estados Unidos por la marca de la manaza y ha confeccionado un interesante artículo, muy personal, en el que dice algunas verdades importantes. Aquí os transcribo el artículo y luego nos dais vuestra opinión.

¿Por qué esa gran mayoría de estadounidenses eligen Apple?

En parte, podría ser porque Apple es una compañía americana, y ya sabemos que los americanos son muy patrióticos. Por otro lado, podría ser que las demandas de la empresa contra fabricantes de teléfonos Android hayan resultado ser una forma efectiva de marketing, creando la impresión de que los rivales de la empresa sólo saben copiar como hacen los chinos.

Sin embargo, la manzana y sus seguidores más radicales en los Estados Unidos, no sólo critican a los teléfonos Android, sino que también critican a los usuarios de Android, representándolos como la clase baja, como que son personas sin educación, pobres y que carecen de “gusto” (una de las palabras favoritas de los fanboys estadounidenses) para tener un producto de Apple y en su lugar están dispuestos a conformarse con una imitación de bajo precio.

Véase, por ejemplo, una historia que publicó Sam Biddle en Gizmodo llamada “Android es popular porque es barato, no porque sea bueno”, ilustrada con una foto de un hombre sin hogar durmiendo junto a un carrito de la compra y bolsas llenas de latas recolectadas. ¡Ahí es nada! (y para colmo el artículo incluye una referencia impresionante en la que se insinua que los afro-americanos tienen menos dinero y por eso eligen Android, irónicamente, citando como evidencia un anuncio de Samsung que representa a una familia afro-americana acomodada que utiliza un Galaxy Note 2 de 700$ para hacer una foto familiar).

Esta chorrada de que Android es barato ha existido durante años. Es cierto que hay terminales muy económicos en Android. Pero también hay iPhone más baratos. Y hay teléfonos Android que cuestan más que un iPhone. El Samsung Galaxy Note 2 cuesta 300$ en Verizon con contrato de 2 años. El Galaxy S3 cuesta 200$ con un contrato. El iPhone 5 está disponible desde 200$ con contrato, mientras que el iPhone 4S y el iPhone 4 tienen un coste de 100$ y 0$ respectivamente.

Pero ya que estamos en ello … ¿qué tiene de malo fabricar teléfonos para las personas que tienen menos recursos?. ¿Quizás estas ventas no cuentan o cuentan menos?.

El otro bulo es que Android va a la zaga de Apple tecnológicamente hablando. Esto fue cierto durante algunos años, pero hoy en día no creo que sea verdad. Yo pienso que ambas plataformas están a la par. Es más, puede que la compañía de Cupertino ahora esté por detrás de Android.

La incómoda verdad

En primer lugar, miremos el software. Tal y como se ha declarado recientemente, Android ha superado como sistema operativo móvil a iOS. Tanto es así, que el año pasado Apple despidió al hombre que dirigía la división de iOS en la compañía.

En hardware, la calidad de Android varia mucho dependiendo de la marca y el modelo. Ciertamente podemos comprar un teléfono Android mal hecho, pero la gama alta, con teléfonos como el Nexus 4 o el Galaxy S3, tienen unos acabados de primera categoría.

Luego tenemos el eterno debate del tamaño de la pantalla. Con Apple tenemos dos tamaños, como todos sabemos. Los teléfonos Android tienen pantallas más grandes. No entraremos en si es mejor tener más o menos pantalla, ya que este tema es muy personal para cada usuario. La compañía de Cupertino y sus fans han promocionado la superioridad de la pantalla Retina. En un tablet sí que se nota más porque tienen pantallas más grandes, pero en un smartphone, ¿realmente se nota tanto la diferencia? El iPhone tiene una densidad de píxeles de 326 ppp, que en realidad es menor que la de algunos de los últimos teléfonos Android. Incluso el Samsung Galaxy S3 tiene una densidad de 306 ppp, la cual debería ser indistinguible de la densidad del iPhone. Steve Jobs dijo una vez que “el número mágico ronda alrededor de los 300 ppp por pulgada”, por encima del cual el ojo humano no puede apreciar la diferencia. Algunos fans dirán que Steve Jobs se equivocaba y que la diferencia sí es apreciable.

En cuanto al número de aplicaciones disponibles, Android se está poniendo cada vez más al día y está en camino de superar a Apple a mediados de este año si sigue con el mismo ritmo. De todos modos, el número de aplicaciones totales disponibles es un poco inútil. Cuando se trata de aplicaciones que la mayoría usamos y queremos, todas están en ambas plataformas. Algunos desarrolladores incluso dan más prioridad ahora a Android. Tampoco olvidemos que todos los que usamos iPhone estábamos deseando que salieran las aplicaciones de Google (como Google Maps) para poder utilizarlas en nuestros dispositivos.

El poder de la publicidad

En Estados Unidos hay muchos bloggers pro-Apple que no dejan de repetir que Android es barato, cutre y de segunda categoría, y la gente sigue creyendo en que deben comprar un iPhone a toda costa. Los consumidores estadounidenses han dicho que los smartphones Android son difíciles de usar, complicados, sólo para geeks, poco fiables y, lo peor de todo, que están hechos para los pobres.

Y ahí es donde la retórica empieza a rayar en algo feo. Es lo que ocurrió cuando Instagram se lanzó primero para Android y no para iOS. Cult Of Mac tuvo una serie de mensajes despectivos acerca de Walmart, que incluía algunos como los siguientes:

“Es como cuando la gente de los guetos empezó a llegar a los agradables suburbios. Instagram fue nuestra agradable suburbio.” “Instagram acaba de recibir una serie de guetos.”

Anteriormente estas descalificaciones a los usuarios de Android se habían repetido en un artículo de Glenn Derene, en diciembre de 2011, en el que decía que Android era barato, con aplicaciones de baja calidad que hacían que te sintieras en un gueto tecnológico.

A pesar de todos estos insultos, los promotores de Apple siguen afirmando que no tienen ni idea de por qué los usuarios de Android están molestos con los de Apple. Mucha gente se pregunta por qué el éxito de Apple molesta a algunos. Yo no creo que sea el éxito lo que no gusta a los usuarios de Android, creo que es el fanatismo de algunos medios y, sobretodo, ver como muestran a los usuarios de Android como personas tontas, pobres o carentes de gusto.

El futuro

Tiendo a pensar que las cosas vuelven a la media. Tiendo a pensar que lo abierto vence a lo cerrado, que la elección vence a la falta de elección, que la diversidad vence a la homogeneidad y que ofrecer una amplia gama de modelos, desde los de bajo coste hasta los de gama alta, terminará siendo una estrategia ganadora.

También me inclino a pensar que Apple se ha estancado un poco en cuanto a crecimiento en sus ganancias y el precio de sus acciones, debido a sus resultados financieros. Si la manzana lanza la tan rumoreada televisión debería volver a despegar como un cohete. Mejor aún, si Apple produce una televisión será un espectáculo ver como los fanbloggers de la marca se convierten, de la noche a la mañana, en expertos en tecnología de los televisores, compartiendo su sabiduría con gran detalle en cosas como biseles, proporciones, saturación de color, relación de contraste y todos los aspectos del diseño industrial que sólo los amantes de los diseños increíblemente sofisticados pueden apreciar. La pantalla podría tener más píxeles que otros televisores, o puede que no, pero aún así se verá mejor que cualquier otro televisor porque los píxeles de Apple serán mejores píxeles, hechos de polvo mágico.

Lo más importante es que el televisor de Apple costará más que cualquier otro televisor, por lo que será mejor que todos los demás, pasando estos a ser clones asiáticos realizados copiando a Apple, por lo que los televisores de otras marcas sólo serán interesantes para las personas sin hogar, sin educación o sin gusto que no pueden pagar un televisor de Apple.

Lo peor es que ese tipo de mierda va a funcionar. Siempre funciona, sobre todo en Estados Unidos. Lo que dice más sobre nosotros los estadounidenses que sobre Apple.

Bueno, como habéis podido leer creo que Dan está un poco cansado de los fans estadounidenses más radicales de Apple. Personalmente, a mi me encanta la marca, pero reconozco que actualmente muchos teléfonos Android de alta gama no tienen nada que envidiar al iPhone, sólo tienes que probar alguno para convencerte. Por otro lado, Dan habla de la situación que el ve en Estados Unidos.

¿Qué opináis vosotros? ¿Estáis de acuerdo con Dan? ¿Pensáis que en España hay tanto fanatismo con los de Cupertino? Contadnos vuestras impresiones.

Comparte este artículo con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Gracias!

Vía | Readwrite