Niño Gasta 2.500$ en Compras In-App en solo 10 Minutos

Niño Gasta 2.500$ en Compras In-App en solo 10 Minutos

Compartir

Las compras In-App, esa gran lacra que está contagiando a la mayoría de juegos que salen a la App Store, se esconden bajo el nombre de “gratuito” y los síntomas son una clara degeneración de la experiencia del juego. Ya no sabemos cuantos juegos se han pasado a la moda de las In-App Purchase, sin ir más lejos el último y aclamado juego Real Racing 3 ha adoptado este método, ahora el juego es gratuito pero seguramente tengamos que dejarnos mucho más para avanzar realmente en él que si lo hubiéramos pagado.

La mayoría de juegos “gratuitos” hace bastante tiempo que dejaron de serlo. Las desarrolladores nos ofrecen un juego capado en el que tendremos que armarnos paciencia y tiempo, mucho tiempo, si queremos avanzar en el juego de forma totalmente gratuita.

Un niño de cinco años gastó 2.500 dólares en tan solo 10 minutos tras haberle pedido la contraseña a su padre

Por desgracia, muchos de nosotros no somos conscientes de la facilidad para efectuar una compra In-App y es el público más joven el que se encuentra más desprotegido en estos casos. Danny, un niño de 5 años al que le encanta su iPad, preguntó a su padre la contraseña de iTunes para introducirla donde el juego le estaba pidiendo. Inocentemente, el padre accedió y la sorpresa llegó cuando recibió al dia siguiente un cargo en su tarjeta por valor de 2.500 dólares. Su pequeño había gastado en cuestión de 10 minutos la friolera de 2.500 dólares, porque al parecer seleccionó los packs más caros, aquellos que alcanzan los 105 dólares.

Danny se mostró muy arrepentido cuando sus padres le hicieron entender lo que acababa de hacer. Por supuesto, aquí la responsabilidad recae directamente sobre ellos y no sobre un niño de 5 años. Estos deberían haber tenido, como mínimo, un poco de cuidado sobre qué Apps está jugando su hijo y con qué fin les pide la contraseña de iTunes.

Afortunadamente para la familia del pequeño, Apple ha accedido a devolver todo el dinero gastado de forma “accidental”. Estamos seguro de que esto servirá de tirón de orejas a los padres que a partir de ahora estarán mucho más pendientes sobre las aplicaciones “gratuitas” a las que juega su hijo.

Realmente hay que plantearse el modelo de negocio hacia el que se están encaminando las aplicaciones, buscando tan solo abarcar el mayor público posible bajo la etiqueta de “gratuito” para poder sacar una mayor tajada a través de los incautos o como es el caso de Danny, de los más pequeños de la casa.

Comparte este artículo con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Gracias!

Vía | Cult of Mac