Los Empleados de Apple Pueden Dejar su Puesto y Volver tras 2 Años «Como si Nada»

    Las tiendas de Apple siempre transmiten una sensación cada vez que entramos, a unos nos encanta porque es el lugar en común de muchas personas que comparten el mismo sentimiento que nosotros en cuanto a tecnología y a otros les desespera por estar rodeado de cientos de personas, normalmente niños, luchando por jugar con alguno de los iPad. Siempre me ha picado la curiosidad de cómo deber ser trabajar para Apple y hoy he visto una información cuando menos curiosa.

    Los empleados con más de 10 años en Apple pueden marcharse durante 2 años y seguir conservando su puesto

    Daring Fireball, un conocido blogger de tecnología, ha revelado nueva información sobre la política interna de la empresa. Al parecer se permite a los empleados que decidan abandonar la compañía por un tiempo y si deciden regresar a ella en un plazo de hasta 2 años seguirán conservando su puesto dentro de la empresa, como si nada hubiera pasado.

    Durante estos dos años los empleados no reciben ningún tipo de retribución, pero siguen conservado su rango dentro de la empresa, algo sorprendente para los tiempos que corren. La única condición para que se puedan acoger a esta política de la empresa es que el trabajador debe haber estado en ella durante como mínimo 10 años. Así que dudo que algún trabajador de una Apple Store, que normalmente son jóvenes que lo combinan con sus estudios, se haya podido acoger a esta medida. Además, cabe destacar que aquí en España la primera Apple Store fue inaugurada en 2010, así que ni el más antiguo de sus trabajadores podría abandonar la empresa «impunemente».

    Sin duda es una gran medida para conservar a las mentes más brillantes de la compañía, aquellas que han trabajado con tesón durante 10 años y quizás 2 años sabáticos y un cambio de aires puedan hacer que la persona vuelva al puesto con las pilas recargadas. Por lo tanto Apple brinda esa opción a sus trabajadores, «libera tu mente y si lo reconsideras, vuelve».

    Este tipo de prácticas distan mucho de las que podemos encontrar en la mayoría de las empresas actuales, en las que antes de que consideras la posibilidad de marcharte te encuentras con tus cosas en la puerta. Según mi parecer se deberían incentivar iniciativas como esta desde las empresas para que los trabajadores vean en ellos depositada una confianza y libertad como resultado de su duro trabajo.

    Comparte este artículo con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Gracias!

    Vía | iPhoneinCanada