Un Niño se Gasta 1.500€ en un Juego para iPad

Un Niño se Gasta 1.500€ en un Juego para iPad

Compartir

Últimamente el tema de las in-app purchase está más de actualidad que nunca. Los desarrolladores (especialmente los desarrolladores de juegos) han encontrado un gran modelo de negocio en esta forma de crear sus aplicaciones y lo están explotando al máximo.

En un principio este tipo de opción no debería ser algo malo, pero cuando se abusa de ello y prácticamente se hace obligatorio recurrir a este tipo de compras para avanzar con normalidad en un juego la cosa cambia bastante. Además, en muchos casos las compras se realizan de una forma tan sencilla que pueden ocurrir casos como el que nos ocupa.

Un niño de 8 años se gasta 1.000 £ en un juego de Los Simpsons para iPad sin que ningún adulto sea consciente

Un niño de 8 años se gastó más de 1.000 £ (cerca de 1.500€ al cambio actual) en compras dentro de Tapped Out, un juego para iPad basado en la popular seria de Los Simpsons. Las compras se realizaron entre mediados de enero y principios de este mes y todos los pagos fueron pequeñas compras de entre 1.5 y 75 libras esterlinas que eran cargadas en la tarjeta de su abuelo, el propietario del iPad que utilizaba el niño durante las partidas.

Los abuelos del niño no fueron conscientes del problema hasta que descubrieron que su cuenta bancaria estaba completamente vacía.

“No hemos recibido mensajes de correo electrónico de alerta de lo que estaba pasando.” Además agregó: “Theo sólo tiene 8 años y todavía no tiene un concepto real del valor del dinero.”

Según parece, Apple es consciente del problema y ha decidido devolver el dinero a los padres de Theo. Aún así el problema es bastante amplio y sólo hace unas semanas se conoció un caso similar de otro niño que gastó 2.500$ en compras dentro de una aplicación en poco más de 10 minutos.

¿Tomará Apple alguna medida para evitar que este tipo de cosas vuelvan a ocurrir? Es cierto que es posible bloquear este tipo de compras a través de las opciones de iOS o, al menos hacerlas más complicadas ya que sería necesario introducir una contraseña cada vez que se quiera comprar, pero desde luego creemos que Apple debería dar un toque de atención a los desarrolladores de apps para que no abusen en exceso de esta técnica que, bien utilizada, puede resultar muy interesante en la mayoría de casos.

Comparte este artículo con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Gracias!

Vía | iPhone in Canada