El CEO de ARM Asegura que no se Venderán a Apple

El CEO de ARM Asegura que no se Venderán a Apple

ARM Holdings es una compañía británica que suministra componentes a Apple, entre otros 300 fabricantes de dispositivos. El nuevo CEO de ARM ha reconocido que la compañía no está en venta, ni para Apple, ni para Microsoft ni para nadie. Según él, lo correcto es que se mantengan independientes, en lugar de ponerse de lado de alguno de sus principales clientes corriendo el riesgo de perder otros que «se basan en la neutralidad de nuestra posición». Esto incluye a Apple, que podría decirse que es el cliente de ARM más conocido.

ARM no se vende

ARM ha enviado un comunicado de prensa esta mañana explicando que cambian de CEO. El 1 de julio de 2013 se irá de la empresa Warren East y su actual presidente, Simon Seagars, será el nuevo CEO de ARM. Este último dijo a The Guardian:

«Tenemos 300 licencias de nuestra tecnología, podemos compartir información confidencial entre sí y se apoyan en la neutralidad de nuestra posición. Ser una compañía independiente es el modelo de negocio correcto.»

En el documento se afirma que los diseños de ARM se pueden encontrar en un asombroso 95% de smartphones del mundo, «pudiendo ser embebidos incluso en bombillas, el hormigón de la carretera, en las básculas o en las neveras inteligentes que te avisan cuando se te acaba la leche», según explica Seagars.

El ejecutivo de 45 años es un histórico de ARM. Se unió a la firma en 1991, cuando los chips de ARM no eran tan conocidos como lo son hoy, ocupando varias funciones ejecutivas como vicepresidente ejecutivo de ingeniería, cuando trabajó en muchos de los primeros procesadores ARM, así como vicepresidente ejecutivo de ventas a nivel mundial o vicepresidente ejecutivo de desarrollo de negocios.

Como ya sabéis, la tecnología de ARM es la base de todos los procesadores de los dispositivos móviles de Apple.

ARM no fabrica los chips, en su lugar vende las licencias de su tecnología a las fundiciones de semiconductores como Samsung y TSMC o a los fabricantes de chips como Qualcomm y gigantes como Apple, los cuales, tras adaptar los diseños a sus necesidades, integran la tecnología de las CPU de ARM en sus chips móviles.

Por ejemplo, el chip A6 diseñado por Apple que alimenta el iPhone 5, consta de dos núcleos de la CPU Cortex-A15 de ARM combinado con 1 GB de memoria RAM LPDDR2-1066 y tres unidades de procesamiento gráfico PowerVR SGX 543MP3 de Imagination Technologies, otro fabricante de semiconductores sin fábrica.

De hecho, Apple logró vencer tanto a Samsung como a Texas Instruments lanzando el primer teléfono del mundo propulsado por una CPU Cortex A15 de ARM.

Mientras que otros fabricantes de chips como Qualcomm y Samsung también personalizan los modelos de semiconductores para satisfacer sus necesidades, Apple parece estar incorporando más y más de sus propias ideas en el motor que alimenta el iPhone y el iPad.

En los procesadores de dispositivos anteriores, los ingenieros de Apple simplemente combinaban las partes conectándolas de manera eficiente, un proceso parecido a montar un rompecabezas gigante. Sin embargo, el chip A6 incorpora algunas modificaciones importantes sobre los planos de ARM.

Nombrado como Swift, el núcleo de la CPU personalizada que hay dentro del A6 es compatible con la plataforma ARMv7, pero no es un diseño como los que hacían antes.

Y si las ofertas de trabajo de Apple significan algo, su próxima pieza de silicio (presumiblemente el chip A7) podría ser el primer diseño totalmente personalizado por Apple.

Pero lo que realmente nos importa ahora es la participación de Apple en ARM y su tecnología.

La empresa de Cupertino fue de los primeros inversores de ARM Holdings en la década de los 90, cuando Apple pidió a la empresa británica si podía optimizar su procesador energéticamente eficiente para su proyecto Newton.

ARM (Advanced RISC Machines) es en realidad una empresa conjunta entre Acorn Computers, Apple y VLSI Technology. Los diseños originales de CPUs de la compañía eran tan flexibles y con visión de futuro que hoy todavía forman la base de los chips móviles que se utilizan para los smartphone, tablet y todo tipo de aparatos móviles existentes y futuros.

A raíz de una oferta pública en 1998, Advanced RISC Machines se convirtió en ARM Holdings. Es seguro decir que los diseños originales y flexibles de ARM ayudaron a Apple ha llegar a ser la mayor compañía de dispositivos móviles del mundo.

A diferencia de los procesadores de escritorio, un SoC añade a la CPU una unidad GPU, un controlador de memoria, un controlador lógico y muchas veces incluso la memoria RAM, todo en un pequeño cubito. Esto permite un rendimiento eficiente y una capacidad de ahorro de energia considerable, lo cual es de suma importancia en los dispositivos móviles, donde tanto los recursos como el espacio es bastante limitado. Este enfoque en la eficiencia energética podría ser de suma importancia en el supuesto proyecto iWatch de Apple.

Debido a que los primeros prototipos de iWatch supuestamente ejecutan iOS y aplicaciones, fuente cercanas al proyecto dicen que los problemas de consumo de energía no dejan dormir a los ingenieros de Apple.

«El objetivo es que dure por lo menos 4-5 días entre cargas, pero los prototipos de relojes actuales, al parecer, sólo duran un par de días máximo», según afirmó The Verge. Y con Samsung intentando vencer a Apple en el que podría ser un nuevo mercado, la campaña para obtener la tecnología adecuada será crucial.

Recordemos las palabras de Lee Young Hee, vicepresidente ejecutivo de negocios móviles de Samsung:

«Hemos estado trabajando en un reloj inteligente desde hace mucho tiempo. Estamos trabajando muy duro para tenerlo listo lo antes posible. Estamos preparando productos para el futuro, y el reloj es sin duda uno de ellos.»

Asimismo añadió que «el problema es quien lo comercializará primero para captar a los consumidores».

Queda claro que la carrera por lanzar el primer reloj inteligente ha empezado. Y como parece que tanto Samsung como Apple lanzarán sus relojes inteligentes a finales de año, ambas empresas incorporarán su poder de marca y su influencia a la tecnología portátil.

A medida que nos vayamos acostumbrando a utilizar pequeños dispositivos en nosotros mismos (e incluso implantados en el cuerpo), los chips móviles tendrán que ser mejores, más rápidos, consumir menos energia y reducir su tamaño de forma espectacular.

Y teniendo en cuenta que ARM básicamente posee el mercado móvil y que busca dominar la tecnología portátil, podría obtener una participación mayoritaria en la empresa que tenga ventaja en contra de sus rivales.

De ahí que el nuevo CEO de Apple tenga tan claro que lo mejor para ellos es seguir actuando como una empresa independiente.

Comparte este artículo con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Gracias!

Vía | iDownloadblog