Cómo Convertir una Película a Formato iPad con QuickTime

Cómo Convertir una Película a Formato iPad con QuickTime

Compartir

El iPad es una herramienta muy versátil y necesitaría mucho más que una entrada para explicar los diferentes usos que le podemos dar. Pero seguramente uno de los más recurridos es el de poder visualizar nuestras películas y vídeos de una forma cómoda a través de la gran pantalla de nuestro tablet. Esto debería ser una tarea sencilla, pero puede que en alguna ocasión iTunes nos haya dado más de un dolor de cabeza al querer meter un vídeo en el dispositivo. Concretamente este:

“(Nombre de la película) no se ha copiado en el iPad debido a que no se puede reproducir en este iPad.”

Mucha gente nos ha preguntado a qué se debe este problema y al buscar hemos encontrado que la solución es muy sencilla (y gratuita). Vamos a ver cómo podemos introducir un vídeo en nuestro iPad sin problemas.

Lo primero que debemos saber es que no necesitamos pagar nada por aplicaciones que nos prometen convertir todos nuestros vídeos para que se lean perfectamente en nuestro iPad, todo lo que necesitamos lo tenemos a nuestro alcance y de forma completamente gratuita. ¿Tenemos nuestro dispositivo a mano, iTunes y el cable de datos? Pues tan sólo necesitaréis descargar el programa de Apple, QuickTime. Si sois usuarios de Mac este ya viene por defecto y si usáis Windows podéis encontrarlo de forma gratuita en la página de Apple, pero para poder acceder a dicha función tendréis que actualizar a la versión Pro que tiene un valor de 27€. Al final del artículo os dejo otra alternativa gratuita e igual de sencilla para todos los usuarios de Windows.

Cómo convertir un vídeo para el iPad con QuickTime

  1. Abrimos la película que deseamos transferir a nuestro iPad con QuickTime y nos dirigimos a la pestaña “Archivo” y dentro de ella seleccionamos “Exportar”
  2. Se nos abrirá un menú como el que se muestra en la imagen superior, desplegamos el menú donde dice “Formato” y seleccionamos la casilla “iPad, iPhone 4 y Apple TV).
  3. Pulsamos en “Exportar” y veremos como en cuestión de pocos minutos nuestro vídeo habrá acabado de convertirse a 720p. En caso de tratarse de una película el proceso tardará algo más.

Desde el menú desplegable también podéis seleccionar la calidad 1080p si tenéis alguno de los últimos iPad retina, pero recomendamos que para una mejor compatibilidad y fluidez seleccionéis la opción de 720p, prácticamente no notaréis la diferencia entre una u otra. Si por contra poseéis dispositivos anteriores a la resolución retina es recomendable seleccionar la opción 480p.

Por supuesto existen muchos otros programas que también cumplen con esta función, pero creemos que QuickTime cumple muy bien con su cometido y como punto a su favor ha sido desarrollado por Apple, por lo que nos aseguramos la máxima compatibilidad.

Convertir vídeo con Smart Converter (Windows)

  1. Os dirigís a la página de Smart Converter y lo descargáis.
  2. Una vez instalado el programa es muy sencilla. Seleccionáis el archivo de vídeo y marcáis la casilla iPad.
  3. Pulsáis en convertir y en cuestión de pocos minutos lo tendréis listo.