El cifrado de iMessage no permite interceptar los mensajes al FBI

    Con la llegada de iOS 5, Apple incluyo su propio sistema de mensajería instantánea reservada exclusivamente a los usuarios de iOS. En un primer momento sólo fue posible el envío de mensajes entre los iPhone, más tarde, se sumaron el iPad y todos los Mac actualizados a Mountain Lion. Realmente el sistema no ofrece nada del otro mundo, salva la estabilidad y compatibilidad entre los diferentes dispositivos que componen su ecosistema. Hoy hemos podido ver cómo hay una característica realmente importante detrás de iMessage, la seguridad.

    El cifrado de iMessage se resiste a los agentes del D.E.A y el FBI

    Al parecer el servicio de chat de la empresa de la manzana le pone las cosas muy difíciles a todos aquellos que intenten interceptar sus mensajes y esto no ha gustado especialmente a la policía. Un documento de la Agencia Estatal de Drogas de los Estados Unidos (D.E.A) ha señalado que el servicio de mensajería de Apple incluye un cifrado que no permite interceptar sus mensajes. Esto saltó a la luz cuando dicha agencia solicitó una orden judicial para realizar vigilancia electrónica a un sospecho y se encontró con que en los registros obtenidos de la compañía Verizon faltaban aquellas conversaciones realizadas a través de iMessage.

    En realidad, esto no quiere decir ni que sea imposible interceptar los mensajes, ni que Apple esté tratando de ocultar información al gobierno, únicamente que la tecnología utilizada es algo más sofisticada respecto a las otras y descifrarla requiere un mayor tiempo. El analista Christopher Soghoian explicaba que «es mucho más difícil interceptar una llamada telefónica o un SMS, que un mensaje enviado a través de iMessage». Además añade que para descifrarlas haría falta un ataque «man-in-the-middle».

    La Agencia también ha revelado que mientras que los mensajes intercambiados entre dos dispositivos de Apple no pueden ser interceptados, sí es posible hacerlo si uno de los dos dispositivos pertenece a otra compañía.

    De esta manera, una de las máxima prioridades del FBI y la D.E.A para este mismo año es impulsar cambios en la legislación para exigir a las compañías telefónicas incorporar una especie de «acceso» y así poder activar la vigilancia electrónica de una forma más rápida. Esta medida también incluiría a redes sociales, aplicaciones de mensajería y servicios VoIP.

    Mientras los dirigentes norte-americanos planean qué hacer con la propuesta, las conversaciones realizadas a través de iMessage seguirán siendo privadas y únicamente del dominio de Apple. Claro está, y tal y como indica su privacidad de la compañía, la compañía puede revelar información de sus clientes en caso de que la ley así lo exija.

    Comparte este artículo con tus amigos en las principales redes sociales con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Muchísimas gracias!