La Denominación «S» del iPhone Envía un Mensaje Erróneo al Consumidor

    Apple es una empresa que premia la simplicidad en casi todas las cosas, pero un ex asesor de Apple dice que el patrón que utiliza la compañía para nombrar su producto más vendido es demasiado sencillo y envía un mensaje equivocado sobre el iPhone.

    Según un ex asesor de Apple, la denominación «S» del iPhone envía un mensaje erróneo a los consumidores

    Ken Segall, consultor de Apple, dice que el nombre iPhone no sigue la simplicidad que caracteriza a Apple en todas sus campañas de marketing y sus operaciones. Desde el iPhone 3GS, Apple ha introducido un modelo «S» cada dos años. Según escribe Segall en su blog, y según podemos leer hoy en Appleinsider, este hábito es innecesariamente complejo y difícil.

    «Añadir un S al número de modelo existente envía un mensaje bastante débil. Sólo con el nombre se dice que este es nuestro producto «fuera de año», con sólo modestas mejoras.»

    Segall trabajó con Apple durante más de una década, sirviendo como director creativo de la agencia de publicidad que Apple ha utilizado durante mucho tiempo, TBWA/Chiat/Day, y más tarde como asesor de Apple. Trabajando junto con el equipo creativo de Steve Jobs, a Segall se le atribuye la creación de la marca iMac, así como la campaña «Apple´s Think Different».

    El ex asesor también está en desacuerdo con el aparente abandono por parte de Apple de la denominación «nuevo» que parecía haber adoptado con la introducción del iPad 3, que como todos recordaréis Apple llamaba «Nuevo iPad». Esta denominación parecía señalar un cambio de nomenclatura para los dispositivos iOS, pero la empresa nunca llegó a adoptarlo para el iPhone y parece que con el iPad 4 no ha continuado con esta practica.

    Segall, quien también ha señalado que los anuncios de Samsung anti-Apple parecen estar surgiendo efecto entre los compradores, dice que Apple debería volver a un sencillo sistema de numeración con sus iPhone, abandonando la denominación «S» por completo.

    «Creo que acierto si digo que si buscas un coche nuevo buscarás el modelo de 2013, no un 2012S, lo que te asegura conseguir el último y mejor modelo. Si se hace un dispositivo digno de ser un modelo nuevo, es digno de tener su propio número.»

    A pesar de las protestas de Segall, las denominaciones de los modelos de Apple no parecen estar disminuyendo las ventas de smartphones de la compañía. El CEO de Apple, Tim Cook, ha señalado muchas veces que cada nueva versión del iPhone, independientemente del nombre, ha vendido más que todos sus predecesores juntos, así que parece que poner la «S» a sus nuevos modelos tampoco les funciona tan mal a los de Cupertino.

    ¿Qué os parece? ¿Pensáis que la denominación «S» puede llevar a confusión? ¿Preferís algo como iPhone 2013?

    Comparte este artículo con tus amigos en las principales redes sociales con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Muchísimas gracias!