La Oficina de Patentes de EE.UU. Anula las primeras Objeciones para la Concesión de la Marca «iPad Mini»

    Hace unos días hablábamos sobre que la oficina de patentes de EE.UU. había rechazado la marca «iPad Mini». La principal objeción del examinador que revisaba la solicitud de Apple fue que la palabra «mini» no contribuía a formar un nombre de producto único, ya que simplemente describía una característica.

    La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos retira dos de las objeciones iniciales para la concesión de la marca «iPad Mini» a Apple, ¿ya está todo hecho entonces? Puede que no

    Desde ese momento se observó que la solución probablemente sería relativamente sencilla. Apple simplemente necesitaba demostrar que el término «iPad Mini» era una extensión distintiva de la marca «iPad» y presentar un nuevo espécimen para satisfacer las objeciones del examinador.

    Según podemos leer hoy en Macrumors, una reciente publicación de las Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos podría indicar que este tema ya ha sido resuelto en su mayoría sin tener Apple siquiera que hacer frente a las objeciones del examinador. Es de suponer que con la publicidad que se ha montado alrededor de la decisión inicial, la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos habrá retirado su dos objeciones principales. Esta actuación sustituye cualquier acción anterior realizada con la solicitud de Apple.

    Tras un nuevo examen de la solicitud, el examinador ha determinado que las negativas emitidas en la primera revisión deben ser retiradas. El examinador incluso pidió disculpas por cualquier inconveniente que pudiera haber causado.

    No obstante, aún retirando estas dos objeciones, el nuevo documento sigue alertando a Apple de varios problemas con la aplicación de la marca, incluyendo la posibilidad de rechazo de la solicitud en caso de que alguna solicitud anterior pendiente de otras compañías, que traten de proteger el nombre de sus productos electrónicos con la denominación «mini», terminara en concesión. Es decir, que si alguna marca ha pensado lo mismo que Apple y ha solicitado utilizar la palabra «mini» para proteger alguno de sus productos antes que Apple, a los de Cupertino no se les concederá la marca. No obstante, esta nueva objeción no requiere ninguna acción por parte de Apple en este momento.

    Asimismo, el documento mantiene en firme la exigencia de que Apple añada una renuncia a su aplicación señalando que se trata sólo de proteger el término «mini» cuando se utiliza como parte del nombre «iPad Mini». Si renuncia permitiría a otras empresas utilizar el término «mini» en sus propios nombres de productos.

    Comparte este artículo con tus amigos en las principales redes sociales con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Muchísimas gracias!