La Injusta Campaña en Contra de Tim Cook

    Cuando las cosas van mal o no van todo lo bien que se esperaba siempre se busca un cabeza de turco, una cara visible a la que poder culpar de la situación. No podemos considerar que Apple esté en una situación «mala», de hecho, los números del trimestre pasados demostraron que se encontraban en el mejor momento de su historia, pero los numerosos rumores acerca de un descenso en el margen de beneficios y una venta de los dispositivos por debajo de lo esperado, están afectando a la compañía y, sobre todo, a su CEO Tim Cook.

    ¿Problemas en las altas esferas?

    Tim Cook llegó a Apple de la mano de Steve Jobs en 1998, desde entonces, el actual CEO se ganó la confianza de Jobs demostrando una alta eficiencia para gestionar las operaciones mundiales, obteniendo unos magníficos resultados y resolviendo cualquier problemas que se presentara rápidamente.

    Las acciones tocaron su máximo histórico en setiembre del pasado año, pero a partir de ahí, han caído a valores no vistos desde 2011. ¿El motivo? Realmente no tiene demasiada lógica, el año pasado Apple renovó toda la línea de productos, incorporando el nuevo iPad Mini, y obteniendo unos resultados de récord histórico. Pero al parecer, esto no es suficiente para los analistas e inversores que se han concentrado en seguir buscando cualquier signo de una inminente crisis en Cupertino.

    ¿Qué puede estar amenazando el reino de Apple? Ciertamente no se ve ningún peligro considerable a la vista. Mientras Steve Ballmer se encarga de dilapidar su propio imperio, BlackBerry lucha por darse un lavado de cara y el resto de compañías luchan por un pequeño trozo del pastel, el único enemigo capaz de plantarle cara a Apple es Samsung. Aunque como podemos apreciar en el gráfico los sur-coreanos aún están muy lejos en cuanto a beneficios se refiere.

    La crisis inventada en torno a Tim Cook

    Viendo esas cifras, uno podría pensar que Cook puede coger sus maletas e irse de vacaciones mientras Apple sigue siendo la compañía más rentable del panorama tecnológica. El problema es que una serie de críticas relacionadas con una acumulación excesiva de stock han señalado a Tim Cook como el culpable.

    Uno de los motivos de esta absurda crisis generada en torno al CEO de Apple proviene del periodista Dan Lyons, que el año pasado escribió un incendiario artículo llamado «¿Qué se siente trabajando para Tim Cook?» y que se basaba en su totalidad en los comentarios de un hombre que jamás había trabajado con el CEO.

    Este pseudo-periodista se quejó actualmente de lo miserable que había sido su carrera, asegurando que había pasado muchos años de su vida escribiendo artículos basura únicamente para atraer el tráfico SEO. Ahora, meses más tarde, la capacidad de Cook para dirigir Apple está siendo cuestionada.

    Los increíbles números de la era Cook

    Los problemas de Apple, tal y como escribió el columnista de Forbes, Gene Marcial, se centran en el descenso de las acciones que se viene experimentando desde setiembre del año pasado, llegando a perder más de 290.000 millones de dólares en valor de mercado. En segundo lugar, también señala el «crecimiento desacelerado» de la compañía.

    Por otro lado, hasta cierto punto es normal que Apple ya no crezca al ritmo que lo hacía hace unos años, pues ahora los de Cupertino son los dueños de los beneficios obtenidos en el segmento del mercado de los ordenadores y la dispositivos móviles.

    Tal y como Cook anunció hace unos meses:

    «Estamos encantados con los ingresos récord de más de 54 millones de dólares y las ventas de más de 75 millones de dispositivos iOS en un solo trimestre. Tenemos mucha confianza en nuestra línea de productos al mismo tiempo que continuamos enfocándonos en la innovación y en hacer los mejores productos del mundo.»

    Esto ya había ocurrido antes

    En 2008, con Steve Jobs al mando de Apple, un descenso repentino en el valor de las acciones también afectó a los de Cupertino. La compañía acababa de lanzar su segundo modelo del iPhone y las acciones cayeron de los 200 dólares a los 82. Jobs fue preguntando sobre esto a lo que el genio respondió: «hemos tenido trimestre récord tras trimestre récord, así que estamos muy contentos de como lo estamos haciendo».

    Un año después de esas declaraciones, las acciones de Apple recuperaron el valor de los 200 dólares y a partir de ahí su ascenso meteórico hasta los 700. Wall Street es imprevisible, pero Apple tiene el talento y la capacidad suficiente para volverse a ganar la confianza de sus inversores y hacer acallar los rumores. Habrá que esperar.

    Comparte este artículo con tus amigos en las principales redes sociales con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Muchísimas gracias!

    Vía | AppleInsider