Las Apps Están Cerca de Igualar en Público a los Portátiles y...

Las Apps Están Cerca de Igualar en Público a los Portátiles y Ordenadores

Compartir

Las aplicaciones atraen cada vez a un mayor público en los Estados Unidos, de hecho, durante el último mes las apps atrajeron casi al mismo número de personas que las que estaban conectadas a través de un portátil o un ordenador de sobremesa. Es más, durante las horas de mayor utilización de las apps, había 52 millones de usuarios usándolas, lo que equivale al público de los mejores fines de semana de venta de periódicos y la audiencia de tres de los shows televisivos más vistos.

En febrero se registraron 224 millones de usuarios únicos de aplicaciones en Estados Unidos

No cabe duda de que el mercado de las aplicaciones se está convirtiendo en una de las mayores industrias de los últimos años y prueba de ellos son sus espectaculares datos. Durante el último mes de febrero, había 224 millones de usuarios de aplicaciones en EE.UU, una cifra que supera a los 221 millones usuarios de portátiles y ordenadores de sobremesa registrados durante el mismo mes.

Igual que ocurre con la televisión, las aplicaciones también tienen su propio “prime-time”, esa franja horaria donde son más utilizadas. Según las estadísticas obtenidas, ese franja corresponde al momento de venir del trabajo, entre las 19:00 y las 22:00 aproximadamente. En cambio, su uso desciendo durante la noche y la madrugada.

El 75% de la gente que usa aplicaciones hacen un uso más intensivo de ellas durante la semana, aunque en los fines de semana, el horario que va de las 9:00 a las 17:00 sigue siendo fuerte.

Otro de los frentes afectados es la televisión, los datos muestran que el público televisivo se ha reducido en un 50% desde 2002, por eso muchas compañías se están plateando exportar el negocio de las aplicaciones a la televisión. Netflix es un claro ejemplo de ello, el servicio se está dirigiendo cada vez más hacia el streaming de contenidos para smartphones y tablets. Precisamente, datos como estos muestran que la televisión de Apple tendría mucho sentido.

Pese a esto, todavía existe una gran diferencia entre ver la televisión y las aplicaciones móviles. En primer lugar, una gran base de la población estadounidense está envejecida, por lo que las aplicaciones tendrían que idear un método para atraer a todas estas personas que nunca han interactuado con un Ipad o un iPhone. En segundo lugar, mientras que ver la televisión es una actividad pasiva, las aplicaciones requieren de una mayor participación.

Todavía no está claro si la gente querrá sustituir el modelo de “enchufa y desconecta” por otro en el se requiere de una mayor actividad. ¿Podrán algún día las aplicaciones sustituir a la televisión?

Comparte este artículo con tus amigos en las principales redes sociales con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Muchísimas gracias!

Vía | iDownloadBlog