La Unión Europea Cuestiona las Tácticas de Venta de Apple

La Unión Europea Cuestiona las Tácticas de Venta de Apple

La Unión Europea está estudiando cómo vende Apple en Europa el iPhone. Para ello ha mandado a las compañías de telecomunicaciones un cuestionario en el que pregunta sobre su experiencia con la empresa de Cupertino. Más concretamente, el cuestionario enviado a las compañías de cada país pregunta si las tácticas de ventas de Apple son contrarias a la competencia, además de pedir que contesten si Apple restringe el uso del iPhone a nivel técnico de alguna forma.

La Unión Europea investiga preguntando a las operadoras sobre los tipos de contratos que firman con Apple

El cuestionario enviado a las operadoras tiene nueve páginas a las que ha tenido acceso Financial Times. En él se pregunta a las compañías de telefonía si Apple les hace comprar un número mínimo de iPhone, las restricciones en los presupuestos de marketing, y si hay cláusulas en los contratos de venta que obliguen a la compañía de telecomunicaciones a pagar subsidios que por lo menos igualen la mejor subvención del rival más cercano.

También se pregunta a las compañías si Apple obliga a aceptar restricciones técnicas o contractuales en el iPhone 5, negando funciones específicas de trabajo, tales como la restricción de acceso a las redes 4G. «Si la existencia de este tipo de comportamiento se confirmara, podría constituir una violación de la ley antimonopolio», afirma el documento. Además de señalar que la Comisión Europea que está investigando el tema ha recibido información sobre los acuerdos de distribución «que potencialmente pueden conducir a la exclusión de los otros fabricantes de smartphones del mercado».

ventas_iPhone_5_2

Si bien la emisión de un cuestionario de la Comisión para preguntar sobre las prácticas contrarias a la competencia es un asunto serio, todavía no es una investigación completa. El interrogatorio a las compañías es una manera para que la Comisión de investigación reúna pruebas basadas en las quejas de las compañías privadas, y es sólo una medida preliminar. Para avanzar más, es necesario estar seguro de que Apple tiene una posición dominante en el mercado europeo, algo que es difícil de demostrar considerando la popularidad de algunos dispositivos Android en Europa.

Como comentan en Electronista, Apple asegura que sus contratos son totalmente compatibles con las leyes europeas, aunque no son los únicos elementos bajo escrutinio. Una sección sobre cláusulas del proveedor pregunta si se colocan directamente en los contratos o si se les pide en «declaraciones orales o escritas».

Las compañías tienen hasta el 17 de junio para responder al cuestionario de la Comisión Europea.

Comparte este artículo con tus amigos en las principales redes sociales con los botones que encontrarás al principio del mismo. ¡Muchísimas gracias!