Samsung Cuenta ya con 18 Tamaños de Pantalla Diferente ¿Nos Hemos Vuelto...

Samsung Cuenta ya con 18 Tamaños de Pantalla Diferente ¿Nos Hemos Vuelto Locos?

Compartir

Samsung lleva tiempo demostrando aquello de “cuanto más grande mejor” y, ciertamente, ha llevado esta premisa hasta unos extremos que podríamos considerar irracionales. Ya no sirve aquello de “un tamaño de pantalla para las necesidades de cada cliente”, pues eso está muy bien cuando cuentas con 5 tamaños de pantalla diferentes, 10 si me apuras. Pero pierde todo el sentido cuando se alcanza la cifra de 18 tamaños diferentes de pantalla. ¿Nos hemos vuelto locos?

En la imagen de a continuación podéis observar los 26 smartphones y tablets con los que cuenta Samsung en el mercado en una fantástica gráfica hecha por los chicos de Which.  entre ellos se reparten la friolera cifra de 18 tamaños de pantalla diferente, iniciando en las 3 pulgadas y acabando en las 10.1.

 tamaños-pantalla-samsung

Como comentábamos al principio, está muy bien eso de idear un tipo de pantalla para que se ajuste a las características de cada usuario, pero qué sentido puede tener crear diferentes modelos en los que sólo les separan 3 pulgadas del otro. ¿No son las mismas necesidades las del usuario de 5.3 pulgadas, que las del de 5.5?

Samsung y Apple: dos visiones radicalmente distintas del mismo asunto

La comparación es más que obvia, mientras que Apple se concentra en unificar y homogeneizar toda su línea de productos, hechos que repercuten innegablemente en una mejor experiencia de usuario, Samsung se concentra en aumentar más y más el tamaño de pantalla de sus terminales.

Apple lo pone bien claro: en el iPhone contamos con dos tamaños de pantalla, 3.5 y 4 pulgadas, y tan sólo con 2 resoluciones distintas. En el iPad más de lo mismo, 2 tamaños de pantalla diferentes para aquellos que quiera un mini tablet o un tablet de tamaño completo, 7.9 y 9.7 pulgadas, y de nuevo sólo 2 resoluciones distintas (3 si contamos la del primer iPad).

evolucion-iphone

¿Qué se consigue con esto? Fundamentalmente, se favorece a que la experiencia sea igual de satisfactoria en todos los modelos. Pues los desarrolladores no van a tener problema a la hora de crear sus aplicaciones y herramientas y todo va a funcionar mucho más fluido y estable, además de evitar los odiosos problemas de incompatibilidad.

Si analizamos el caso de Samsung, los desarrolladores se deben volver locos para adaptar sus aplicaciones a todos los tamaños de pantalla que la firma posee y casi con total seguridad se centrarán ante todo en los últimos modelos aparecidos. ¿Qué ocurre con el resto de modelos? Que las aplicaciones no funcionen con total fluidez y que encuentren diversos problemas derivados de que la app no está adaptada a su pantalla.

Por supuesto, como hemos dicho son 2 modos completamente distintos de ver el mercado y puede tener más o menos detractores, pero no se ha de negar el poco sentido que supone lanzar un producto al mercado un productos de características prácticamente similares al anterior y 2 pulgadas más como único elemento diferenciador.

Comparte este artículo con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio de la misma. ¡Muchas gracias!