Qué Hacer si un iPad o iPad Mini se nos Cae al...

Qué Hacer si un iPad o iPad Mini se nos Cae al Agua

Compartir

Una de las cosas más dramáticas que nos pueden pasar con un iPad en la mano es que este se moje accidentalmente. Como cualquier dispositivo electrónico, cualquier contacto con un líquido podría resultar letal para su funcionamiento y, además, quedaría absolutamente anulada la garantía.

Por suerte, si actuamos rápidamente en el momento del accidente, podríamos evitar daños mayores e incluso salvar nuestra tableta completamente. ¿Quieres saber cómo actuar si alguna vez se moja tu iPad?

6 cosas que hacer inmediatamente si tu iPad se cae al agua

  1. Lo primero que debemos hacer es actuar rápido y sacar el iPad del agua en el menor tiempo posible. No hay que quedarse paralizado por la impresión.
  2. Apagamos rápidamente el tablet pulsando el botón de apagado (el la parte superior).
  3. Deberemos sacar cualquier funda o carcasa que lleve el iPad y si vemos que el protector de pantalla tiene alguna burbuja, también deberemos retirarlo.
  4. Ahora deberemos secar todos los rincones del dispositivo con cualquier cosa que tengamos a mano, no perdamos el tiempo, pues cada segundo cuenta. Podemos utilizar un trapo, una camiseta, un mantel, en definitiva, cualquier tela que cumpla con su cometido. No debemos olvidarnos de repasar todos los rincones de la tableta: parte delantera, trasera, conectores y botón Home.
  5. Acto seguido, lo ideal es que utilicemos un bastoncillo para acceder a las ranuras más pequeñas, como el conector del cable de datos o la salida de audio. En el caso de no disponer de él, podemos utilizar un lápiz delgado o un palillo.
  6. Por último, desconectamos auriculares, cargadores y cables USB.

Posiblemente hayamos conseguido lo más difícil, ahora tan solo queda ser paciente y tener un poco de fe.

Introduce tu iPad en una bolsa hermética con arroz en su interior

Para el siguiente paso necesitaremos lo siguiente:

  • Una bolsa con cierre hermético de gran tamaño, piensa que debe caber el iPad.
  • Arroz de cualquier clase.
  • Esperar pacientemente durante unas 36 horas.

ipad-arroz

El iPad deberá quedar completamente cubierto de arroz y totalmente cerrado en la bolsa hermética durante unas 36 horas apróximadamente. En este tiempo el arroz será capaz de extraer la humedad del interior del teblet.

Si queremos evitar que nuestro tablet se impregne del residuo de polvo que suelta el arroz, deberemos evitar utilizar arroz enriquecido. Por lo general, una vez transcurridas las 36 horas, el arroz habrá absorbido cualquier resto de humedad de nuestro dispositivo.

¡Nuestro iPad ha sobrevivido!

Una vez hemos esperado el tiempo prudencial y nos hemos asegurado de que no ha quedado resto de agua es hora de encenderlo. Por lo general, nuestro iPad tendrá mayor probabilidad de sobrevivir si ha caído en agua fresca, que no en agua salada (más corrosiva) o en algún tipo de refresco.

Comprobando los daños causados por el agua

A partir del iPad 2, Apple decidió eliminar el sensor que detectaba la presencia de líquidos cuando entraban en contacto con la tableta. De este modo, no es igual de fácil de determinar que en un iPhone, pues este sí que cuenta con dicho sensor, que se encuentra alojado en el interior del conector de datos.

Por este motivo, deberemos recurrir a detectar otro signos de una posible corrosión por la presencia de agua. Pese a ello, si nuestro iPad funciona con total normalidad, no deberíamos tener de qué preocuparnos, aunque es posible que si más adelante falla y todavía está en garantía, Apple no quiera hacerse cargo de la reparación, sobre todo si detectan de alguna forma que se mojó en algún momento.

ipad-sensor-humedad

Algo falla en el iPad tras la caída al agua, ¿qué puedo hacer?

Tras su paso por el agua, estos son algunos de los fallos más comunes con los que nos podemos encontrar.

  • El botón Home no responde: para esto puedes probar a recalibrarlo o configurar el botón virtual.
  • La salida de audio no emite ningún sonido: ante esto no podemos hacer nada como usuarios. Tan solo nos queda probar suerte abriendo el iPad para acceder a dicho componente, con el riesgo que ello conlleva.
  • Los botones de volumen, silencio y encendido no funcionan: Para los dos primeros podemos solucionarlo mediante atajos de software, pero el último sí que supone un verdadero problema, ya que no podremos apagar el dispositivo o encenderlo en caso de que se agote la batería al completo.
  • La pantalla táctil responde mal: en función de los daños del agua, esto puede ser más o menos problemático. En ocasiones, el daño ocasionado es tan grave que no sirve con uno simple cambio de pantalla.

¿Se te ha caído el iPad alguna vez al agua? No te olvides de tener este tutorial bien a mano o aprenderte de memoria todos los pasos. Podrían salvar tu tablet de una muerte temprana.

  • Manuel

    Ismael, tu fumas crack….