Cómo Proteger iPhone 5 y 5s Durante las Vacaciones de Verano

    ¡Llegaron las vacaciones! protege tu piel… y tu iPhone

    Seguro que muchos de vosotros ya estaréis disfrutando de vuestras deseadas y merecidas vacaciones de verano y otros estaréis a punto de hacerlo, así que si eres uno de los afortunados, hoy queremos ofreceros algunos consejos para proteger vuestro fiel compañero de viaje. No, no hablamos de vuestro perro (que seguro también es un fiel compañero), nos referimos a vuestro iPhone que en esta época de calor y playa puede sufrir algún que otro percance.

    Y es que el smartphone de los de Cupertino, al igual que cualquier otro dispositivo electrónico, necesita que tomemos algunas precauciones con el en ciertas circunstancias. Por eso hoy os vamos a ofrecer una serie de trucos por si tienes algún accidente típico de esta época veraniega. Empezaremos hablando por uno de los más importantes en estos días, el calor extremo.

    consejos-iphone-verano

    Cuidado con la temperatura

    Creo que he visto una sola vez en la pantalla de mi iPhone 5 un mensaje que me advertía sobre la elevada temperatura de este. En ese momento, además de llevarme un gran susto y estar a punto de llamar al 061, pude notar que el dispositivo desprendía bastante calor y vi que en la pantalla rezaba el siguiente mensaje: La temperatura del iPhone debe disminuir antes de que pueda usarlo.

    La mejor opción en estos casos, si es de día, es tratar de mantener nuestro dispositivo alejado de la luz directa del sol y mantenerlo en un sitio lo más fresco posible (por favor, olvida la idea del congelador). También es recomendable desactivar todas las notificaciones push y cerrar todas las aplicaciones que estén abiertas en segundo plano, con el fin de que nuestro smartphone haga el menor uso posible del procesador y la batería.

    El calor, el agua, la condensación… no son muy compatibles con nuestro dispositivos

    Otro enemigo potencialmente peligroso para nuestro iPhone es la meteorología propia de esta calurosa época. Y es que el sol y el calor pueden provocar condensaciones dentro de nuestro amado teléfono. En ese caso podemos ver como, por ejemplo, las fotografías que estamos haciendo salen borrosas. Esto puede ser debido a que en el cristal que protege el sensor de la cámara se haya formado una pequeña condensación.

    consejos-iphone-verano-2

    Lo mejor en estos casos es intentar eliminar dicha condensación con una pequeña gamuza (como la que se usa para limpiar los cristales de las gafas). Si se te ocurre tratar de limpiarlo con la mano puedes dejarlo peor de lo que estaba, ya que además de la humedad que ya tiene podemos añadirle el sudor de nuestra propia mano.

    Playa y arena, bien; arena y iPhone… muy mal

    Otro inconveniente a la hora de ir a la playa, es que nuestro teléfono puede acabar lleno de arena hasta las “orejas”. Ante esto la mejor opción tal y como apunta el dicho es “prevenir antes de tener que curar”. Así que antes de ir a la playa, podemos proteger nuestro iPhone de una manera algo casera con “film” transparente. Esto nos permitirá seguir utilizándolo y evitaremos que entre la arena en el.

    Pero si tomáis la decisión de usar una opción más profesional, puedes comprar una funda acuática como la que venden los chicos de alertaphone, que además de proteger nuestro smartphone de la arena también nos permitirá meterlo en el agua y escuchar música.

    consejos-iphone-verano-3

    ¡Al agua pato!

    Si tenemos la mala suerte de que nuestro dispositivo acaba sumergido en el agua, el primer paso que debemos dar (además de sacarlo del agua) es apagarlo de manera inmediata. Acto seguido deberemos sacar la tarjeta microSIM o nanoSIM (depende del modelo de smartphone) de nuestro dispositivo. Después, tendremos que secarlo con una toalla lo más suave posible (si es algodón, mejor).

    Después de seguir estos pasos, es posible que el iPhone encienda sin problemas (si ha estado sumergido muy poco tiempo), pero debemos evitar males mayores a nuestro iPhone. Para ello tendremos que dejarlo apagado, buscar un bote y llenarlo de arroz crudo, no le metáis la paella del domingo encima. Mete tu terminal dentro de él y asegúrate de que quede bien cubierto de arroz.

    Tendremos que ser pacientes y dejarlo ahí un par de días, solo para asegurarnos de que el arroz absorbe toda la humedad y los restos de agua. No debemos tener prisas en estos casos, ya que encender un dispositivo sin estar del todo seco por dentro puede dejarlo inservible. Pero no queremos eso, ¿verdad?

    consejos-iphone-verano-4

    Es mejor prevenir, que curar

    A veces es mejor tomarse un poco más de tiempo y gastar un poco más de dinero para proteger nuestros dispositivos que estar todas las vacaciones pendientes de que a nuestro dispositivo no le pase nada, o aún peor, lamentando su perdida. Ya depende de cada uno y de la importancia que le de a su dispositivo (o del dinero que tenga).

    Y es que todos sabemos que un iPhone es un compañero ideal para nuestros viajes, ya que podemos hacer fotografías y grabar vídeos que formaran parte del álbum de recuerdos. Además de eso, siempre podremos ser guiados y ayudados por Siri para salir de alguna que otra situación comprometida. Si aún tratando de seguir estos consejos, necesitas la ayuda de un profesional para reparar tu terminal, no dudes en visitar este artículo.

    ¿No creéis que nuestro iPhone se merece ser cuidado correctamente después de todo lo que nos ofrece? Si sigues estos consejos, lo más probable es que tu y tu iPhone paséis unas jornadas de playa de lo más divertidas. ¡Felices vacaciones!