Amena Denunciada por Cobrar de Manera Ilegal las Facturas en Papel

Amena Denunciada por Cobrar de Manera Ilegal las Facturas en Papel

FACUA denuncia a Amena por cobrar de manera ilegal las facturas en papel de sus clientes

Está muy claro que las empresas han sido creadas con el fin de obtener ganancias y no para regalar nada a los clientes, pero a veces las prácticas que llevan a cabo para ello son bastante dudosas. En el caso de las empresas de telefonía móvil y ADSL, hay que admitir muy a nuestro pesar, que sus términos y condiciones de contrato están muy lejos de ser justas con los servicios que ofrecen.

La compañía de telefonía móvil de Amena se enfrenta ahora a una denuncia ante Consumo por parte de facua por estar cobrando a sus clientes que deseen dar de alta el servicio de facturación en papel. A pesar de que el pasado 13 de junio había entrado en vigor la nueva Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios que fijaba la factura en papel como una opción establecida por defecto y la prohibición expresa de cargar ningún tipo de importe en concepto de gestión, algunos operadores de telefonía móvil aún continúan incumpliendo la normativa. Tal y como ha informado Facua-Consumidores en acción, en el caso de Amena, la compañía de telefonía que forma parte de la red del operador Orange, está cobrando 7,26 euros (impuestos incluidos) por el concepto de solicitar el envío en papel de las facturas del servicio a sus clientes.

amena-denunciado-facua-2

Esta práctica ilegal ha sido denunciada por la propia facua ante autoridades autonómicas de protección al consumidor y ante la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), para se puedan comenzar a tomar medidas al respecto de esta práctica que se considera abusiva. Según esta asociación, el derecho que tiene el cliente a recibir las facturas en papel no debería suponer ningún coste adicional, ya que Amena no puede forzar al usuario a tener que recurrir de forma obligatoria a medios electrónicos para poder consultar sus facturas. ¿Y si una persona no tiene correo electrónico?

Amena informa de ello en su página web a través del siguiente mensaje:

“si quieres recibir la factura en papel debes solicitarlo a través del número de atención al cliente 900 900 705. El alta de la factura en papel tiene un único coste de 7,26€ IVA incluido, en concepto de gastos de gestión. El cargo vendrá reflejado en tu próxima factura como ‘otros cargos”.

amena-denunciado-facua-3

Pero hay que dejar muy claro que el hecho de que exista un aviso, no lo vuelve legal. Por que no lo es.

Cobrar por enviar la factura en papel está prohibido por Ley

La modificación que se realizó de la Ley el pasado mes de junio, añadía un nuevo punto que hacía mención expresa a esta situación ya que según el artículo 63.3 del Real Decreto Legislativo 1/2007 que se vio modificado por la citada Ley, se menciona que  “el derecho del consumidor y usuario a recibir la factura en papel no podrá quedar condicionado al pago de cantidad económica alguna”. Algo que como podemos comprobar Amena estaría incumpliendo, tal y como se denuncia desde la asociación de defensa de los derechos de consumidores.

Hace dos meses,tal y como informa facua desde su propia web, también habría presentado sendas reclamaciones contra Vodafone y Jazztel, quienes también llevaban a cabo prácticas similares al cobrar mensualmente 1 euro en concepto de gastos de gestión por la impresión y el envío de dichas facturas al domicilio de notificaciones del cliente. Este precio como podemos ver es bastante más bajo del que cobra Amena (no sabemos por que), pero aún así sigue siendo ilegal.

amena-denunciado-facua-4

Esperemos que poco a poco se vayan poniendo fin a este tipo de practicas abusivas que lo único que hacen es crear desconfianza entre los usuarios, además de vaciar aún más nuestras cuentas corrientes. El único consejo que podemos ofreceros, es que estéis muy atentos a todos los cobros que se os realizan desde las compañías telefónicas (o cualquiera) y reclamar o denunciar ante cualquier abuso.

Entre todos seguro que podemos cambiar (aunque sea un poco) la situación y hacer que se respeten nuestros derechos como consumidores. ¿Qué te parecen este tipo de practicas por parte de las empresas?