El Yate Futurista de la Viuda de Steve Jobs, Visto en el Caribe

    En este comienzo de año las Virgin British Islands, en centroamérica, han tenido un visitante inesperado. Venus, el barco que el co-fundador de Apple, Steve Jobs, mandara construir ha pasado unos días por allí. Y como no podía ser de otra manera y, según hemos sabido gracias a dailymail, las cuenta de Instagram echaban humo.

    venus-steve-jobs-caribe-1

    Las fotos se han ido sucediendo, pero las primeras imágenes de cerca que hemos podido disfrutar han sido tomadas por «woodsholeinn», ubicado en Cabo Cod. El barco de los más de 100 millones de dólares incluye lujo por donde se mire. Su fabricación ha sido realizada en aluminio y vidrio ligero. Es una lástima que Jobs nunca pudiera disfrutarlo. El yate ha sido avistado ya en varios lugares como Palma, Gibraltar, San Martín, Florida, etc.

    Philippe Starck, pieza clave del diseño

    Steve Jobs pidió a Philippe Starck que construyeran juntos un barco, pero uno muy distinto a lo que antes se hubiera realizado. El co-fundador de Apple participó continuamente en el proyecto y ciertas ideas suyas se ven ahora plasmadas en el gran yate. No en vano, se empeñó en que toda la cristalera exterior fuera igual que el de sus tiendas, y contrató al jefe de diseño de las mismas.

    venus-steve-jobs-caribe-2

    El Venus tiene algunos datos muy curiosos, como que el puente de mando está provisto de siete iMacs conectados en serie para dominar la embarcación. O como la obsesión de Steve por el silencio quedó también patente en el barco. Era tan sumamente obsesivo que, diseñó los camarotes de sus hijos en la parte delantera del barco y el suyo en la parte más cercana a la popa, para no se escucharan los ruidos que allí pudieran producirse.

    venus-steve-jobs-caribe-3

    2008, los inicios

    El barco empezó como idea en la cabeza de Steve Jobs allá por el 2008, justo unos pocos años después de recibir su primer diagnóstico de cáncer. El precio total de este gigante de más de 78 metros de eslora, ha sido de aproximadamente más de 100 millones de Euros y la obra se terminó en el 2012. Tan sólo un año después de que muriera Jobs, así que él nunca ha podido disfrutarlo.

    venus-steve-jobs-caribe-4

    La familia de Steve es la que ahora mismo está disfrutando del barco. Su viuda, Laurene Powell Jobs, es ahora la dueña de este lujoso yate. Y fue ella quien terminó la gran obra que su marido había iniciado. Cogió las riendas del proyecto y tuvo un generoso detalle con todos y cada uno de los participantes en la obra, les regaló un iPod Nano. Algo que gustó mucho a los trabajadores y que les hizo terminar el barco con una sonrisa. Steve Jobs construyó este barco siempre con un único propósito, hacerle un regalo a su familia. Además, también le sirvió como terapia para la relajación, ya que el cáncer no salía de su cuerpo y era una forma más de lucha.

    venus-steve-jobs-caribe-5

    ¿Y a vosotros?, ¿qué os parece el «Venus»? ¿Creéis que el barco es una auténtica obra maestra, o simplemente un tanque horrible sobre el mar? Déjanos un comentario un poco más abajo.