Cómo Configurar el Control Parental de tu iPad

Cómo Configurar el Control Parental de tu iPad

Compartir

Normalmente los dispositivos de Apple suelen ser productos muy personales y cuando compramos uno, lo atiborramos de información propia, como pueden ser fotos, contactos, correos, etc. Pero iOS tiene una posibilidad que puede resultar muy práctica, sobre todo si dejamos que otras personas de la casa utilicen nuestro dispositivo, ya sean niños o no tan niños.

configurar-control-parental-ipad-1 Vamos a ver cómo configurar el control parental en un iPad, porque suponemos que es el dispositivo que más se puede compartir en casa. A los niños les gusta mucho jugar con él y existen infinidad de apps y juegos para ellos. Además pudiste ver cuáles eran las mejores aplicaciones para niños y padres, elige las que más se adecúen a ti.

¿Para qué sirve el Control Parental?

El control parental de iOS es una función muy importante que permite crear una gran barrera de seguridad en nuestro iPad. Podrás controlar temas tan importantes como que no se toque la configuración de tu correo electrónico, que no se puedan comprar aplicaciones en la App Store o mejor todavía, que nadie pueda borrarte una app o juego sin tu permiso, etc. El control parental te va a permitir dominar en qué tipo de lugares se meten nuestros hijos cuando andan solos con el iPad. Y es que no es bueno que hagan un uso prolongado de la tablet, pero cuando la utilicen, lo mejor es que sepamos donde se meten.

configurar-control-parental-ipad-2

Cómo configurar las restricciones

Como ya os hemos comentado, desde nuestro iPad podemos elegir qué cosas se podrán hacer cuando no estamos delante y para ello, lo mejor es crear una clave. En un resumen muy corto podríamos decir que seremos los únicos que tendremos la última palabra sobre nuestro iPad. Vamos a ver desde dónde se pueden configurar estas restricciones

  1. Lo primero que tendremos que hacer es entrar en Ajustes, General y tocar en Restricciones.
  2. Después tocaremos en el texto Activar restricciones que aparece en color azul. Nada más activarlo el iPad nos pedirá un código que será nuestra base para activar y desactivar opciones.
  3. Comprobarás que todos los botones se han activado, tu iPad sigue en modo “utiliza lo que quieras”.
  4. Elige de toda la lista que es lo que quieres restringir y recuerda, no es que no se pueda acceder, es que necesitarás el código que pusiste anteriormente para realizar la acción restringida.

Si no sabes qué aplicaciones instalar puedes empezar por las mejores de la semana pasada.

Algunos consejos

Vale, ahora mismo no funciona ninguna restricción pero todas las opciones se han abierto a que tú las controles. Vamos a ver cómo configurar el mejor control parental para niños que puedes hacer en tu iPad, o por lo menos vamos a aconsejarte sobre algunos puntos concretos.

  • Safari: los niños no necesitan navegar por Internet para jugar y disfrutar de sus apps. Desconecta el interruptor y listo.
  • Tampoco es recomendable dejar a los niños libertad para instalar, eliminar o comprar aplicaciones o juegos. Apaga esta opción y tu tarjeta de crédito te lo agradecerá. Desactiva también la opción de entrar a iTunes Store y iBooks Store, mejor que no haya sorpresas de ningún tipo.
  • Busca la opción Permitir Cambios, y anula toda posibilidad de modificación en tus cuentas de correo electrónico. Es muy probable que cuando dejes el iPad se borre todo lo que tuvieras anteriormente configurado.

Además del control normal de aplicaciones te sería de gran utilidad echar un vistazo al apartado de privacidad, cuanto más limites los cambios que se puedan hacer de tus cuentas, menos problemas tendrás después. Después de configurar un buen control parental en tu iPad, respirarás mucho más tranquilo cuando los pequeños de la casa cojan tu tablet y se pongan todos a tocar a la vez.