Cámara del iPhone: así son las fotos reales

Cámara del iPhone: así son las fotos reales

Compartir
Fotografiando con un iPhone

Hoy en día los smartphones son capaces de hacer fotos increíbles. Tanto que podría decirse que muchas personas han dejado de lado las cámaras convencionales de toda la vida y con la del móvil se cubre el uso y las necesidades que se dan.

Las ventajas pesan más que los posibles inconvenientes. Pero que nadie se despiste ya que si hablamos de calidad o sobretodo profesionalidad las cámaras réflex siguen estando a otro nivel. Las que podrían tener sus días contados son las compactas. Y aún así por muy cumplidores que sean los móviles no existe zoom óptico, la oscuridad sigue siendo un examen pendiente, o las opciones avanzadas que sólo obtendremos a través de aplicaciones de terceros no son rivales.

¿Qué suele hacer el gran público? Encender la cámara y buscar sin complicaciones y de forma sencilla el momento en la mayor rapidez posible. Sí, hay parámetros que permiten ajustar si lo deseamos el resultado final. Pero por muy accesibles que puedan ser, salvo aquellos que sean amantes de la excelencia, la mayoría de veces lo omitirán. Se opta más por la edición posterior que buscar la perfección manipulando parámetros o dedicando el tiempo que se necesite con diferentes pruebas.

Este año Apple ha lanzado la campaña World Gallery donde ha mostrado el talento y el buen hacer de una serie de artistas.  Hay que destacar que las manos del fotógrafo cuentan mucho. Saber que se enfoca, la perspectiva, el encuadre, la iluminación, la estabilidad… Pero no vamos a hablar ni de creatividad ni tecnicismos. Vamos a poner a prueba en diferentes condiciones reales e improvisadas el potencial de la cámara.

En periodo estival suele haber más tiempo libre o quizás el clima invita a cambiar hábitos y alargar más el día. Es el momento ideal para que nuestra fototeca crezca. Un paseo por un lugar céntrico, aquel día que quedamos con los amigos, una comida familiar, paseando a nuestra mascota…

¿Es tan buena la cámara de un iPhone?

¿Daban igual los megapixels cuando “sólo” son 8? ¿Qué hay de cierto en todo ello? Comienza la prueba sólo con la aplicación nativa de cámara y con un iPhone 6. Realicemos un breve recorrido con 10 fotos en diferentes situaciones. Dejemos claro que el propósito no es analizar técnicamente nada, ni buscar una obra de arte. Es tan simple como ver el resultado que podemos obtener de forma sencilla. Tampoco se ha utilizado ninguna herramienta de software o algún elemento físico (como un trípode por ejemplo). Únicamente el modo automático que viene por defecto. Empecemos:

 

Fotografía con luz natural y exterior

01mar

En estas circunstancias será raro que no obtengamos fotos nítidas. No hay ningún problema ni con el enfoque, ni hablando en términos generales con el movimiento. Las salpicaduras o las olas no hacen que se despeine nuesto teléfono.

Fotografía con HDR

02HDR

Caminando en mitad de la ciudad y no dedicando más que un segundo conseguiremos la foto deseada. En este caso el modo HDR se activó automáticamente. Si nos fijamos en los detalles podemos encontrar continuamente sorpresas que pasan inadvertidas: el texto de la pizarra es legible en la resolución original, los pinchos del cactus visibles, los tonos pasteles del mobiliario o el logotipo del local son realmente así y no debido a un error de interpretación.

Fotografía en interior con luz artificial

03museo

Prueba de fuego al ser una situación de reto. La fotografía está tomada en un museo, en un espacio interior con luz artificial. Hay sólo un foco iluminando el esqueleto. En la pared podemos ver que se está proyectando un video. Es inevitable ver ruido (el aspecto granulado). Aún así el resultado es más que aceptable. En este tipo de situación si la foto es en movimiento es fácil que pueda resultar borrosa con lo cual se hace imprescindible mano firme y estar lo más quieto posible.

Fotografía en movimiento

04andar

Si alguien tiene dudas de cómo puede ser una foto en movimiento mientras caminas aquí tenemos el resultado. A estas alturas no queda ni una sola duda de lo que es capaz la cámara con luz exterior. Si nosotros estamos en movimiento el resultado será correcto. Probablemente sería distinto si nos cruzamos con un objeto en movimiento que, dependiendo de la velocidad, podría en algunos casos aparecer nítido o sólo desenfocarse de forma parcial.

Fotografía nocturna en movimiento con luz artificial

05noria

En plena noche con de luz de neón continuamos viendo como sufre el resultado, no siendo todo lo nítida que nos gustaría. No se había comentado que el flash no suele aparecer en modo automático a no ser que realmente estemos en la oscuridad. Y es un valor a tener en cuenta porque ayudará a tener más batería.

Fotografía con enfoque selectivo

06sushi

Algo que puede darnos mucho juego es el desenfoque selectivo. Normalmente de forma automática escoge por defecto lo que hay en primer plano. Y si quisiésemos que lo nítido sea el fondo sólo deberíamos pulsar fuera de lo que hay en primer plano. Y todo ello con gran rapidez. Algunas cámaras que pueden hacerlo necesitan de más tiempo o incluso activarlo en las preferencias. Detalles como este hacen grande la experiencia de usuario.

Fotografía exterior con poca luz natural

07parque

Anocheciendo sigue captando el momento. Aunque sea regulable, el comportamiento en este tipo de condición es aclarar la fotografía. Así que para bien o para mal podemos querer una foto con más oscuridad y acabar con una que es clara. Parece más el atardecer que el anochecer.

Fotografía interior con luz artificial

08cosas

Que levante la mano y diga que no fotografía en una tienda nada de nada. Una pieza de ropa, un gadget, algo que consultar después en Internet para comparar precios o características…  Y siempre salen bien. Con luz artificial de focos, fluorescentes y similares podemos toparnos con maravillas.

Fotografía nocturna con luz artificial

09gaudi

El tópico de que la fotografía es luz no podría ser más cierto. Siempre que exista el resultado nunca defrauda. Plena noche y edificio iluminado. Fuera de la parte iluminada el resultado es más pobre.

Fotos mientras grabamos un vídeo

10siter

 

Finalizamos este breve paseo con una foto realizada mientras grabamos un video. Puede sacar pecho en condiciones lumínicas muy variables con continuo movimiento. La toma fue en un musical dentro de un teatro.

Veredicto final

A la hora de comprar un móvil el potencial de la cámara puede ser determinante. En el mundo del marketing todo es posible y es fácil que, incluso siendo real lo que se muestre, no ser algo representativo. Un fotógrafo profesional puede exprimir como nadie las posibilidades de una cámara. Pero cuando tras la publicidad tenemos en nuestras manos el producto y no somos capaces de conseguir ni la mitad de lo que nos mostraron puede ser una de las peores experiencias.

En mi caso y tal como he mostrado en las fotos adjuntas puedo decir que mi experiencia de usuario es inmejorable. Es cierto que cuando hay poca luz, o cuando hay movimiento, como todas las cámaras de móvil no es perfecta. Pero no tengo más que recordar mis anteriores gadgets para confirmar que entra sin ninguna duda en el podium de la excelencia.

Os animo si tenéis la oportunidad, ni que sea en una tienda, probéis la cámara y saquéis vuestras conclusiones. ¿Qué opináis? ¿Se ha superado vuestras expectativas?