La Carcasa del iPhone 6s Será Más Resistente al Bendgate

La Carcasa del iPhone 6s Será Más Resistente al Bendgate

Compartir

La semana pasada publicamos un vídeo en el que se mostraba que la carcasa del iPhone 6s sería mucho más resistente que la de los actuales iPhone 6 para evitar el problema del bendgate. Ahora, un nuevo vídeo realizado por los chicos de Unbox Therapy corrobora que el cuerpo del iPhone 6s será mucho más difícil de doblar.

Hace unos meses salieron a la luz varios rumores que señalaban que Apple podría estar pensando usar aluminio de la serie 7000, la nueva aleación de utilizada ya en el Apple Watch Sport, para la carcasa trasera del iPhone 6s. De esta manera, evitarían el polémico bendgate que muchos usuarios del actual modelo han sufrido al ver que su smartphone se doblaba con “cierta” facilidad.

La carcasa del iPhone 6s será mucho más resistente al bendgate.

Este material no sólo permitiría al iPhone 6s ser mucho más resistente y difícil de doblar, Apple podría hacer un dispositivo aún más delgado si cabe que la generación actual. Y es que esta aleación cuenta con un 5% de zinc en su composición, mientras que el aluminio de la serie 6000 no lo tiene.

Te puede interesar | ¿Un iPhone 6s en color rosa chicle?

La carcasa del iPhone 6s aguanta hasta 36 kilos de presión sin doblarse

En su día, en Unbox Therapy ya dijeron que el cuerpo del iPhone 6 se doblaba con bastante facilidad. Ahora han tenido la oportunidad de probar la que sería la carcasa trasera del iPhone 6s, y tal y como se muestra en el vídeo que aparece bajo estas líneas, aseguran que la próxima generación del smartphone de Apple será mucho más resistente.

Hay que decir que durante el proceso de pulido es posible añadir algo de acero a la aleación de aluminio. De hecho, los chicos de Unbox Therapy han descubierto pequeñas cantidades de este material, el cual sirve para aumentar la dureza del material.

En el momento de ser sometidos a presión para ser doblados, el iPhone 6 comenzó a ceder con tan sólo 13,5 kilos de presión. Sorprendentemente, Apple ha conseguido mejorar muchísimo en este aspecto, ya que el iPhone 6s no empieza a ceder hasta los 36 kilos de presión. Así que se podría decir que será prácticamente imposible doblar el próximo smartphone de Apple en su uso diario.

Otros detalles de la carcasa del iPhone 6s

Por otro lado, hay que decir al observar la carcasa del iPhone 6s en un microscopio, se puede apreciar que está compuesta de una capa de óxido de aluminio anodizado de tan sólo 10 micrones de grosor. Esta capa protege el cuerpo de la corrosión, pero también sirve para colorear el aluminio sin realizar un pintado que con el tiempo se podría quitar.

La carcasa del iPhone 6s será mucho más resistente al bendgate.

No cabe duda de que Apple ha trabajado muy duro para evitar que vuelva a producirse el problema del bendgate en los iPhone 6s y 6s Plus. Ahora sólo hay que esperar para ver si realmente su resistencia es tan grande como se muestra en este vídeo cuando llegue al mercado, ya que seguro que más de uno pone a prueba su smartphone.