iPhone 6s Plus y Galaxy S7 Edge Enfrentados en un Test de Resistencia

    Al igual que ocurre cuando Apple lanza un nuevo dispositivo al mercado, cuando Samsung hace lo mismo también es inevitable ver cómo se realizan test de resistencia para ver hasta qué punto aguantan. Y como no podía ser de otra forma, ya ha aparecido un vídeo en el que se enfrenta al iPhone 6s Plus y al nuevo Samsung Galaxy S7 Edge para saber cuál de los dos dispositivos resiste mejor las caídas.

    En su día, cuando el iPhone 6s llegó al mercado se realizaron varios test de resistencia. En uno de los cuales se pudo saber que el nuevo buque insignia de Apple tiene cierta resistencia al agua, aunque no tiene una certificación oficial.

    iPhone 6s Plus vs. Samsung Galaxy S7 Edge, test de resistencia.

    Las comparaciones siempre son odiosas, pero poco a poco van surgiendo los primeros vídeos en los que se comparan las características del nuevo buque insignia de Samsung con el último modelo del iPhone. Sin ir más lejos, la semana pasada hablábamos de un vídeo comparativo de las cámaras del Galaxy S7 y el iPhone 6s, pero en esta ocasión le toca el turno a un test de resistencia que pone a prueba la durabilidad de ambos smartphone.

    iPhone 6s Plus o Galaxy S7 Edge, ¿cuál es más resistente a las caídas?

    En primer lugar decir que lo mejor en estos casos es no tener que experimentar en primera persona la resistencia de ninguno de estos dos dispositivos, pero para eso tenemos estos vídeos. De esta manera puedes saber hasta qué punto es resistente, ya que a nadie le hace gracia desembolsar cientos de euros en un dispositivo móvil que se puede romper con el golpe más tonto.

    Como se puede ver en el vídeo, tanto el iPhone 6s Plus como el Samsung Galaxy S7 Edge son lanzados al suelo de varias maneras: por la parte de la pantalla, por la parte trasera e incluso de canto desde la altura del bolsillo de cualquier pantalón. Aquí ambos dispositivos han aguantado como unos campeones las caídas.

    Después han repetido estas pruebas desde la altura de la cabeza y posteriormente desde más arriba subidos en una escalera. Llegados a este punto se ve cómo el iPhone 6s Plus sigue resistiendo las caídas como un jabato, mientras que el Samsung Galaxy S7 Edge empieza a sufrir más, puesto que se rompe el cristal trasero y delantero.

    Obviamente esto no quiere decir que si un día se te cae el iPhone 6s Plus desde esas alturas no se vaya a romper nada, puesto que también influye el tipo de suelo en el que se cae o el ángulo en el que se golpea. Sin embargo, queda bastante claro que el smartphone de Apple es mucho más resistente que el Galaxy S7 Edge de Samsung, principalmente porque este último está fabricado principalmente en vidrio.