Ten Cuidado al Descargar Tweaks Cydia, Puedes Tener Problemas

Ten Cuidado al Descargar Tweaks Cydia, Puedes Tener Problemas

No conocemos sus prodecencias, ni quiénes los han creado, ni qué hacen realmente, pero aun así los instalamos en nuestros dispositivos.

Compartir

¿Actualizar a la nueva versión de iOS y perder mi Jailbreak? Gracias, pero de momento me quedaré donde estoy. Esa suele ser nuestra respuesta cuando Apple lanza una nueva actualización. Por otra parte, solemos ser conscientes de que al hacer el proceso del Jailbreak estaríamos poniendo la integridad de nuestros datos en peligro.

Con esto no quiero decir que haya que ir con miedo o incluso rehusar a realizar dicho proceso, bastará simplemente con no tocar donde no debemos y si dudamos de la fiabilidad de algo desecharemos esa opción de inmediato.

Uno de los puntos más importantes a aclarar sobre este tema no es solamente qué instalar o que no, sino su procedencia. Y sí, me refiero a los repositorios de Cydia. Suelen ser fiables, como los que nosostros mismos te recomendamos en este artículo (BigBoss, HackYouriPhone, insanelyi, etc.), pero los hay que parecen también bastante fiables y en absoluto lo son.

Un caso real: el mío

Pondré de ejemplo la única mala experiencia que tuve en el mundo del Jailbreak desde que lo realicé en mi iPhone. Era agosto cuando yo también me uní a la fiebre de Pokemon Go. ¿Qué ocurría? Que todos los demás iban varias semanas por delante. Sus Pokemon eran de niveles demasiado superiores a los míos.

Estuve varios días algo frustrado, al no poderlos alcanzar a pesar de mis esfuerzos. Así que recurrí a nuestro queridísimo Google, y acabé en YouTube reproduciendo varios tutoriales. La mayoría eran absurdos. Excepto uno, de un youtuber estadounidense, que sí parecía valer la pena.

Este chico, con solo instalar un tweak, podía jugar desde el sofá de su casa con un pequeño joystick que le aparecía en la pantalla y así poder mover el personaje a su antojo; entre muchas otras cosas como teletransportarse a cualquier lugar o incluso un radar Pokemon.

Pokemon Go hack

Obviamente deseaba dicho tweak para poder así alcanzar el nivel de los demás jugadores, consciente de que en realidad era hacer trampa, así que abrí Cydia y busqué el repositorio correspondiente. Pues bien, lo que ocurrió es que introduje dicha dirección en Cydia y mostró dio varios errores al añadir la fuente.

Tras varios intentos seguía igual. De nuevo acudí a Google tecleando el error, el repositorio y el nombre del tweak que deseaba instalar; y encontré la solución. Una web decía que ese repositorio estaba caído temporalmente y ofrecía la dirección de otro que también disponía de dicho tweak.

No debería haber confiado en esa fuente

En seguida lo instalé. Tras la instalación, entré ansioso a Pokemon Go para poder hacer uso de aquellos nuevos privilegios. Pero nada había cambiado. Salí a la pantalla de inicio y me dispuse a cerrar todas las aplicaciones abiertas por si servía de algo frente al error y, ¿a que no sabéis qué me encontré?

En las miniaturas de cada una de las aplicaciones abiertas no aparecían la última vista de dichas apps, en su lugar únicamente había un perro (bastante visto en memes) mirando a cámara y la frase “Hello, pirate”.

Ante esto, además de cerrar las aplicaciones abiertas, rápidamente lo desinstalé. Al completarse el proceso, ese simpático perrito seguía ahí:

Malware Hello Pirate

Al ver esto, me dispuse a desinstalar el Jailbreak por completo. Cydia desapareció, la apariencia del sistema que había modificado con algunos tweaks volvió a su estado normal. En resumen, ya no había Jailbreak. Pero adivinad, el perrito del meme se encontraba aferrado en el mismo lugar.

Finalmente, un poco asustado, para qué mentir, me decidí a restaurar por completo mi iPhone. Lo hice desde ajustes. Después de casi una hora, volví a comprobarlo y aún estaba ahí. No me lo podía creer (después descubrí que ese tipo de restauración es poco efectiva). Esta vez encendí mi portátil, abrí iTunes y conecté mi iPhone para restaurarlo.

Pero como ya sabéis, con iTunes hay que actualizar para restaurar; y yo quería solucionarlo, pero también recuperar el Jailbreak. Aquí fue donde más tiempo tardé en encontrar la solución.

Problema resuelto

Se trataba de descargar el firmware de mi versión de iOS actual y con iTunes restaurar mi iPhone seleccionando el archivo del firmware, como si de una actualización se tratase. Después de una larga espera, mi iPhone estaba sano.

Conseguí al fin deshacerme de aquella molesta mascota, que a saber qué estaría haciendo en segundo plano, y sin pensarlo cambié todas mis contraseñas.

Hacker

No he sido la primera víctima de infección por malware en iOS, ni tampoco seré el último. Tened muy en cuenta que si un atacante quiere fastidiarnos lo hará con o sin Jailbreak, ya que todo sistema es vulnerable.