El BMW Serie 5 de 2017 será el primer coche con Wireless...

El BMW Serie 5 de 2017 será el primer coche con Wireless CarPlay

Compartir

Estos últimos años hemos podido ver como Apple y Google comenzaban a dedicar esfuerzos para adaptar e integrar sus respectivos sistemas operativos con los sistemas de infoentretenimiento de los coches. Esto principalmente se debe a una necesidad de hacer más seguro y a la vez cómodo, el uso de los teléfonos en el automóvil, primando sobre todo la interacción por voz.

En los casos de ambas compañías, se inició el desarrollo de sus respectivas interfaces adaptadas con la necesidad de que los smartphones, que corren el software de estas, estuviesen conectados por medio de un cable a nuestro vehículo. Esto sin duda es un lastre para cualquier usuario, simplemente porque tienes que estar pendiente cada vez que entras al coche de conectar tu móvil al coche.

Wireless CarPlay, con nosotros desde iOS 8.3

Imagen del BMW Serie 5 del 2017

Con el fin de solucionar esta desventaja que tienen estos sistemas, Apple anunció en 2015 la llegada, con iOS 8.3, de Wireless CarPlay. Con ello, se hacía patente la intención de eliminar el vínculo físico entre iPhone y vehículo, con la consecuente rapidez y comodidad que eso supone. Sin embargo, este cambio no llegaría tan rápido como se esperaba.

No ha sido hasta 2016 que BMW ha anunciado el primer coche compatible con esta nueva característica de CarPlay. Su BMW Serie 5 tendrá la capacidad de conectarse con el iPhone de manera inalámbrica, y permitirá a su vez el uso de las funciones que aporta la interfaz adaptada de Apple.

¿Demasiado tarde para su llegada?

Dejando a un lado las ventajas de poder usar nuestro teléfono con nuestra voz, y mediante el uso del ordenador de a bordo de nuestro coche de manera inalámbrica, llama la atención el retraso que ha sufrido la implantación de esta tecnología, que no llegará realmente a los consumidores hasta 2017.

Sin ser un cambio crucial en los sistemas de un automóvil, Apple y sus partners de la industria se han tomado su tiempo para implantarlo. Y bajo mi punto de vista, quizá han tardado demasiado.