Apple revolucionará el mercado con un iPhone flexible

Apple revolucionará el mercado con un iPhone flexible

Apple patenta un un novedoso material para el futuro iPhone que permite su doblado y torsión sin alterar su funcionamiento

Compartir

Hace no demasiado tiempo que tanto Apple como Samsung se vieron envueltos en el #Bendgate, esto es, cuando comenzaron las críticas por la supuesta deformabilidad de sus dispositivos al almacenarlos en el bolsillo de un pantalón y los expertos de SquareTrade demostraron que el Samsung Galaxy S6 Edge era mucho más deformable que el iPhone 6. Sin embargo, todo apunta a que el futuro de los smartphones se dirige hacia la flexibilidad. ¿Nos dirigimos hacia un iPhone doblable? Parece ser que sí.

Te puede interesar | El iPhone 8 Plus podría tener una pantalla OLED curva firmada por Sharp

Estas sospechas han tomado forma al confirmarse que Apple acaba de patentar un dispositivo fabricado en fibra, aluminio, plástico y cerámica — los materiales empleados para diseñar un iPhone — con unos nanotubos de carbono, que conferirían al futuro iPhone flexibilidad y resistencia a la rotura, de modo que le permitiría doblarse hasta la mitad sin que su funcionamiento se viera alterado.

Empleando diversas configuraciones de materiales: ya sea con una pared de carbono o con una combinación de varias paredes de nanotubos de carbono y polímeros, Apple podría dotar a sus estructuras de la flexibilidad que ya tienen otros dispositivos electrónicos como los cables de señal, las antenas, circuitos impresos, las matrices de sensores y pantallas… sin que la señal de red se vea alterada y manteniendo su apuesta por unos dispositivos cada vez más livianos.

samsung-galaxy-s6-iphone-6-comparativa-1

Te puede interesar | El iPhone 8 Podría ser el Primero con Carga Inalámbrica

Tras el famoso #BendGate, tanto Apple como su principal competidor Samsung han iniciado la carrera en el desarrollo de tecnologías que permitan unos futuros smartphones doblables. De hecho el propio Apple patentó allá por el 2013 otras iniciativas relacionadas con la flexibilidad de sus dispositivos.

Aunque estas patentes en sí no constituyan una confirmación a medio plazo, si que evidencian — como en el caso de la inversión desarrollada en la plataforma Salud — las líneas de investigación de los de Cupertino. Así mismo, su patente también puede significar simplemente que registran sus desarrollos para prevenir que otros puedan adelantarse. En todo caso, ¿Volveremos a los teléfonos tipo concha como en el pasado?