¿Te cambiarías tu nombre por un iPhone 7?

    A medida que pasa el tiempo, es más complicado impresionar y llamar la atención de la gente. Todo el mundo está acostumbrado a campañas publicitarias clásicas, que promocionan productos de todo tipo, a veces incluyendo algún tipo de concurso, en el que podemos conseguir el producto gratis.

    Sin embargo, de alguna manera siempre aparece una idea que marca un nuevo record en la escala de lo absurdo. Y hoy, os enseñamos una de esas ideas, una que sin duda ha logrado alcanzar la viralidad de manera satisfactoria. Y es que jamás habíamos visto antes un reto como este.

    Me llamo Sim, iPhone Sim

    iPhone 7

    Y es que, por primera vez, el reto consiste en cambiar tu nombre por el de un producto, para hacerte con el de manera gratuita. El iPhone 7, del que tanto os hemos hablado desde aquí, a cambio de enseñar un documento de identificación oficial en el que aparezca el nombre de iPhone Sim (Siete).

    El medio AP, que difundió la noticia en primer lugar, comenta como este cambio de nombre, es un proceso completamente reversible según las leyes ucranianas (País en el que se inició el concurso). Solo es necesario el pago de una pequeña tasa de dos dólares, que en definitiva sería el precio final del iPhone de los ganadores.

    No hay límites para el marketing

    Pero, aunque se trate de un proceso «sencillo», resulta realmente absurdo como alguien puede llegar a cambiar su propio nombre con el único objetivo de conseguir un iPhone. Por supuesto, la campaña ha funcionado perfectamente, pues la cadena de electrónica responsable ha aparecido por unos días en todo el mundo.

    Así que, ya tenemos un nuevo limite a superar. ¿Qué será lo siguiente? ¿tatuarse en la espalda el diseño del siguiente iPhone? Realmente, da que pensar que el fanatismo por estos productos llegue a estos límites, pero bueno, cada uno es libre de actuar como vea conveniente. Y el iPhone al final se lo han llevado por dos dólares.