Cómo hacer llamadas a través de Wi-Fi desde tu iPhone

Cómo hacer llamadas a través de Wi-Fi desde tu iPhone

Compartir

Estamos cerca de acabar el año 2016, y si, todavía hay zonas que no tienen cobertura móvil. No preguntéis porque, pero aún no se ha alcanzado el 100% de cobertura con todas las operadoras móviles españolas, con lo que es probable, que en algún momento en el que necesitemos hacer una llamada, nos veamos en un buen apuro.

O simplemente, queremos tener la posibilidad de no vernos atados a nuestro iPhone para realizar y contestar llamada, algo completamente normal, ya que supongo que no vas a llevar el teléfono móvil por toda tu casa. Es mil veces más cómodo tener la posibilidad de iniciar la llamada desde nuestro Mac, iPad, o Apple Watch, que tener que ir buscando el teléfono.

Llamadas Wi-Fi, ¿Cómo podemos activarlas?

configuración llamadas wifi

El servicio de “Llamadas Wi-Fi”, solamente está disponible con Orange en España. La operadora naranja, se vío en la necesidad de recurrir a otras alternativas para suplir la deficiencia de su red, la misma que quieren usar con Yoigo, con lo que desde hace un tiempo, permiten el uso de este innovador sistema.

Para activarlo correctamente, debemos acudir a Ajustes; allí, seleccionamos el apartado de Teléfono, donde encontraremos la opción de Llamadas por Wi-Fi. Activamos la opción, y listo, cuando sea necesario, el teléfono realizará las llamadas a través de la red Wi-Fi. Además, podemos controlar si queremos que otros dispositivos, usen también el servicio desde el mismo menú.

Una mejora necesaria

Este servicio, nos da la posibilidad de realizar llamadas usando la red Wi-Fi de nuestro hogar (o de cualquier otro lugar), en caso de poca cobertura, sin necesidad de sacrificar la calidad de audio a la que ya estamos acostumbrados, tal y como nos indican desde Apple. La pregunta ahora es, ¿por qué no lo activan el resto de compañías?

En Estados Unidos, encontramos varios operadores que ofrecen esta posibilidad, incluyendo al OMV de Google, Project Fi. Sin embargo, en otros países como el nuestro, no termina de despegar la tecnología. ¿Tan buena es nuestra red, que no necesitamos el servicio para nada? Personalmente, no lo creo.