Un insensato se gasta 1 millón de dólares en un juego para...

Un insensato se gasta 1 millón de dólares en un juego para iPhone

Los juegos “free-to-play” de la App Store para iPhone y iPad tienen mucho peligro, tanto en las manos de los más peques como de los adultos. Y esta noticia es una clara muestra de ello.

Un hombre, en California, ha malversado fondos de su compañía para, acto seguido, gastarse un millón de dólares estadounidenses en un juego de su iPhone.

Según un informe de la corte en el Distrito de Cortes de Estados Unidos al este de California, un hombre llamado Kevin Lee Co se declaró culpable de los cargos imputados al cometer fraude y malversar 5 millones de dólares.

Kevin Lee se gastó un millón en compras in-app de Game of War

De los 5 millones de dólares que robó, Kevin Lee Co empleó 1 millón en compras in-app del popular juego de estrategia online Game of War.

Se trata de un juego que permite a los jugadores enfrentarse a otros en un modo multijugador. El juego funciona bajo el modelo “freemium”, es decir, es un juego gratuito que invita a gastar dinero en sus compras integradas dentro de la aplicación.

Las compras in-app de Game of War, como las de muchos otros tantos de su estilo, ofrecen a los jugadores mejores armas, potenciadores, recursos y demás.

angry-man

La media de las compras in-app de todos los jugadores, durante 2015, fue de 550 dólares.

Kevin Lee también gastó dinero de los fondos malversados en unas entradas para el partido entre los Sacramento Kings y los San Francisco 49’ers. Por otra parte, empleó gran parte de la suma en cirugía estética y en coches de lujo.

No deja de ser curioso que haya empleado tanta cantidad de dinero en un simple juego para iPhone, que al fin y al cabo es un producto destinado al entretenimiento. ¡Vaya adicción!

Game of War

Game of War es uno de los juegos más populares del sector, el título consigue cerca de un 1 millón de beneficios diariamente, algo que permite a los desarrolladores emplear a estrellas como Kate Upton para protagonizar anuncios de TV durante la Super Bowl.

El hombre será sentenciado en mayo del 2017 y se enfrenta a una pena máxima de 20 años en prisión. Esperemos que haya disfrutado de una de sus últimas partidas en Game of War…

Fuente | Phone Arena