Apple trabaja para mejorar la seguridad de su plataforma de salud

Apple trabaja para mejorar la seguridad de su plataforma de salud

Compartir

Nuestra salud, es nuestro bien más preciado, por encima de cualquier otra cosa en nuestras vidas. Una buena salud, nos permite seguir adelante con todo lo que nos propongamos en todo momento, y es precisamente por eso que Apple decidió hace un tiempo dedicar parte de sus recursos a desarrollar diversos sistemas para ayudar a investigar maneras de mejorarla.

Hace ya un tiempo, Apple anunció la publicación de dos herramientas específicas para el desarrollo de herramientas médicas de ayuda para pacientes de todo tipo de enfermedades. Este proyecto tuvo una gran acogida por parte de diversas instituciones, que comenzaron a crear aplicaciones que aprovechaban estas herramientas.

Nuestros datos sanitarios, más seguros que nunca

CareKit Ejemplos

ResearchKit y CareKit, que es como se llaman estas herramientas desarrolladas por Apple, trabajan con los datos más sensibles de nuestra vida, nuestros datos sanitarios. Es por esto que Apple ha decidido dirigir uno de los focos de su desarrollo en la seguridad de la plataforma.

Según Mashable, la firma de seguridad Tresorit ha firmado un acuerdo con Apple para la implementación de su tecnología ZeroKit en las herramientas de CareKit. De este modo, CareKit será más seguro que nunca para todos los desarrolladores que decidan crear su aplicación médica con ella.

La seguridad, como parte de nuestra vida diaria

De nuevo, Apple muestra al mundo la alta relevancia que le da a la seguridad a la hora de desarrollar sus productos. Como ya he dicho, en un campo como es el de la salud, la seguridad de nuestros datos es fundamental, y con este movimiento, la compañía demuestra estar a la altura de las circunstancias.

Personalmente, no me cansaré de decirlo, no le damos a la seguridad la importancia que se merece. El ciudadano medio circula por la red como si esta fuese un jardín de rosas, y no se da cuenta de que en cualquier momento puede llevarse un buen susto, y esto, no se puede permitir a estas alturas y en pleno siglo XXI.