¿Te imaginas cargar la batería de tu iPhone o Apple Watch con...

¿Te imaginas cargar la batería de tu iPhone o Apple Watch con tu movimiento?

¡Sería fantástico que nuestros gadgets se cargasen con nuestro movimiento!

Compartir

Apple vuelve a la carga con el tema de las baterías y su carga. Y hace bien, porque es sin duda alguna uno de sus puntos flacos. Además de haber implementado de forma definitiva la carga inalámbrica — ojo, que no a larga distancia — empleando la inductividad, o experimentar con formas y distribuciones a fin de mejorar su autonomía en el próximo iPhone 8, ahora sigue investigando para quizás implementar una vieja pero nueva forma de cargar sus dispositivos: con el movimiento. Todo un reto que de culminar sería un éxito para gadgets como el Apple Watch o el iPhone, de uso intensivo diario.

Y es que según una patente que vio la luz durante el día de ayer, Apple podría estar estudiando un mecanismo de carga de sus gadgets que generase electricidad a través de movimientos. Ojito, que no se trata de movimientos de muñeca, algo que por ejemplo sería muy útil para el smartwatch de la manzana mordida, sino a través de una rueda. Es decir, lo que antaño se conocía como darle cuerda al reloj. Un método sencillo pero efectivo, a juzgar por la larga vida de los relojes de nuestros abuelos.

Apple Watch caliente.

Como podéis intuir, los mecanismos del Apple Watch distan mucho de la maquinaria de relojería tradicional — dicho con todo el respeto hacia los relojes antiguos, auténticos adalides de precisión que ya quisieran muchos relojes actuales –, por lo que el método de carga sería más complejo que una simple mecanismo de ruleta. Si bien se trata de una patente de Apple, hay que recordar que las innovaciones que los de Cupertino lanzan al mercado constituyen la punta del iceberg de toda la investigación que realizan, así que debemos cogerla con pinzas.

De hecho y a título personal, nos parece bastante inverosímil que en tiempos de cargas inalámbricas Apple apueste por “darte cuerda a tu reloj”, una auténtica excentricidad tras haber desembolsado más de 300 euros por un reloj prodigioso en cuanto a avances tecnológicos. Además, habría que valorar así mismo cuánta energía es capaz de proporcionar el avance de la ruedita, porque no consume igual un reloj tradicional que uno que dispone de un display electrónico, Bluetooth, etc.

Quizás, esta patente obedezca únicamente el interés de la exclusividad, es decir, que nadie se les adelante y la emplee. Pero verdaderamente sería fantástico poder contar con un Apple Watch cuya autonomía dependiera de nosotros mismos, permitiéndonos ir con el una semana a la naturaleza sin necesidad de un enchufe.

Vía | US Patent & Trademark Office