Estas son las duras pruebas que pasa tu iPhone antes de lanzarse...

Estas son las duras pruebas que pasa tu iPhone antes de lanzarse al mercado

No intentes hacer esto en casa...

Compartir

Aunque no hay nada como la experiencia diaria de un usuario, la realidad es que antes de que el iPhone, como cualquier otro smartphone — en realidad estos tests de calidad se aplican a todos los productos –sea lanzado al mercado, en Apple se aseguran de que sus smartphone cumplan una serie de duras pruebas a fin de que sus iPhone verifiquen sus especificaciones, evaluando su resistencia y ciclo de vida.

Es fundamental para el usuario poder saber con certeza que el gadget que están comprando no va a romperse a la primera de cambio fruto del uso diario, y no es la primera vez que llega numerosas quejas relacionadas por ejemplo con la resistencia de su pantalla, el deterioro del botón Home, la autonomía de la batería o porqué no decirlo, las explosiones.

Resistencia iPhone al agua

Se trata en todos ellos de una evidente insuficiente intensidad a la hora de testear sus productos. Es cierto que la obsolescencia programada de un smartphone es mucho mayor que la de un coche por ejemplo, pero es intolerable que en menos de un año de uso continuado regular te encuentres con problemas de este tipo.

Por ello y tras su flagrante caso de explosiones en el modelo Galaxy Note de Samsung, la empresa coreana ha decidido publicar un video para que podamos ver las distintas pruebas que tienen que pasar tanto sus modelos actuales como los venideros para que Samsung les de el visto bueno. En realidad, se trata de unas pruebas estándar que realizan igualmente el resto de fabricantes y que sirve para hacernos una idea:

Entre los test realizados se estudia la resistencia a la caída de un Samsung Galaxy S7 edge desde una determinada altura que va incrementándose hasta que el daño sea fatal o la resistencia al agua — del cual Apple tuvo que soportar alguna queja que se elevó a demanda — enfrentándose a salpicaduras o directamente, la inmersión durante media hora a metro y medio de profundidad.

Para muestra, un botón: no es lo mismo la resistencia a las salpicaduras del Apple Watch Series 1 que la del Series 2, que puedes usar para nadar, por poner un ejemplo.

testeo de Iphone antes del lanzamiento

Otra prueba interesante es la de las temperaturas extremas, evaluando su tolerancia a una exposición que varía de los -20 ºC a los 60ºC. Aunque a priori no vamos a meter nuestro smartphone en el horno — o eso espero –, si que se puede sobrecalentar al sol o durante la carga. No podemos dejarnos claro está la resistencia al doblado testando la flexibilidad del smartphone, de esta manera se evita que vuelva a suceder el famoso tema del Bendgate que tanto sonrojo causó en Samsung y Apple.

Todo ello para garantizar que nuestro smartphone, sea de la compañía que sea, soporte el trote de la vida diaria sin ningún problema. En caso de que no sea así, estaríamos ante un defecto de fabricación y la empresa fabricante tendría que responder por ello: es decir, que si tu smartphone se estropea por una exposición al calor normal, ellos deben arreglarlo, pero si lo metes por error en aluminio fundido… ya es cosa tuya

Vía | Hipertextual