Así puedes sacar toda la información de un iPhone ajeno con Siri

    ¡Cuidado con Siri!

    No, no eres Sherlock Holmes pero con algunos agujeros en la seguridad que estamos sufriendo últimamente, ni falta que te hace. Hoy os contamos una historia de esas que nos hacen preguntarnos si verdaderamente la ingente cantidad de información de todo tipo que depositamos en nuestros gadgets, apps y demás programas están a salvo o si por el contrario, casi cualquiera puede acceder a ellos. Y es que lo que le ha pasado a una chica con un iPhone es para que los de Cupertino se lo hagan mirar.

    Os pongo en situación: una chica se encuentra un iPhone en los lavabos de un restaurante, y como buena persona que es — y además poseedora ella también de otro iPhone — decide devolverlo a su dueño. ¿Y cómo lo hace? Simplemente pulsa el botón Home para acceder a Siri y le pregunta «¿Cómo me llamo?» , en cuestión de segundos Siri muestra el contacto de la propietaria.

    Siri

    Hay que recordar que para acceder a Siri no es necesario desbloquear el terminal, es decir: cualquiera puede hacerlo sin necesidad de huellas digitales, código pin, escáner facial… ¡Absolutamente nada! Así que ya que está, decide preguntarle por las llamadas más recientes, ofreciéndole claro está la posibilidad de volver a llamar. La chica sigue interrogando a Siri, que displicente le cuenta dónde tiene aparcado el coche, sus notificaciones…

    Es en este momento cuando el dueño llama a su número y recupera el terminal pero… ¿Os imagináis la cantidad de información que podría haber seguido extrayendo? Podéis hacer la prueba con vuestros terminales y averiguarlo vosotros mismos.

    Siri

    La chica en cuestión cuenta la historia en su Twitter mediante un hilo, en el que obviamente se plantea esta enorme brecha en la privacidad y la seguridad de nuestros datos:

    Y es que una cosa está clara: no sirve de nada que Apple implemente capas adicionales de encriptación, sistemas de reconocimiento más exigentes y demás si cuenta con un asistente virtual tan chivato. Pero es que a la vez es algo lógico: la usabilidad de Siri está en juego, ya que si fuese complejo acceder a ella, no podríamos emplearla mientras estamos ocupados. He ahí el dilema: ¿protección o funcionalidad?

    Por si las moscas, habrá que valorar acudir a Ajustes > Siri y desactivar el acceso a Siri con la pantalla bloqueada.

    Vía | Esquire