Ni se te ocurra comprarte un iPhone 7 en este momento

    ¡Ahora es el peor momento para comprarte un iPhone!

    Lo que Apple planea hacer con el iPhone 7 en escasos meses va a ser un auténtico suicidio. Y es que un dispositivo puntero — recordaréis que cuenta con el procesador más potente del mercado –, con una gran cámara y que sale airoso de los últimos lanzamientos de LG, Sony y Huawei en el MWC 2017 parece abocado al olvido en cuanto el fantástico iPhone 8 salga a la venta.

    Porque Apple planea grandes avances e innovaciones que van a dejar muy atrás lo que existe en el mercado no sólo para la competencia sino también para sus propios iPhone. Y ojo, no hablamos de nuevas tecnologías o mejoras como la pantalla curva OLED, el reconocimiento facial, una mayor tecnologías o un procesador más rápido, sino de cambios que van a volver obsoleto el iPhone 7 de forma prematura.

    iPhone 7

    Conexión USB-C y carga inalámbrica

    Pero es que además si los rumores son ciertos, el próximo iPhone 8 contará con una conexión USB-C que sustituirá los actuales Lightning. Si bien en general es una buena noticia en el sentido de que uniformizará a Apple al emplear una tecnología que no es propia y por tanto diferenciadora.

    Eso sí, esto se traduce en que los cargadores que actualmente estamos empleando en nuestros dispositivos y sus accesorios quedarán obsoletos como en su momento sucedió con el lanzamiento del iPhone 5, dejando atrás los cargadores de 30 pin de modelos previos y una ingente cantidad de accesorios que iban de la mano, como por ejemplo los docks.

    iPhone carga

    Otra diferencia importante será la carga inalámbrica inductiva, que aunque no permitirá la carga a varios metros, si que convertirá el proceso de carga en algo mucho más rápido y cómodo: bastará con dejarlo sobre el dock cómodamente y esperar.

    Tampoco podemos olvidar que el iPhone 7 es una versión mejorada del iPhone 6s, de hecho si algo se le achacó a Apple durante su lanzamiento fueron las escasas innovaciones. Pero es que en un año el cambio va a ser tan brutal que a nadie le va a merecer la pena, es decir, saltaremos del iPhone 6s al iPhone X.

    Así que si planeas cambiarte de iPhone, no caigas en la trampa, olvídate del iPhone 7 y marca septiembre en tu calendario porque la espera merecerá la pena.

    Vía | Mashable