El problema de WhatsApp no son los nuevos estados, sino los antiguos

El problema de WhatsApp no son los nuevos estados, sino los antiguos

¿Por qué quitar algo que funciona?

Compartir

Para los usuarios de WhatsApp — que somos prácticamente todos los que poseemos un smartphone — han sido unas semanas de curiosidad, sorpresa y cierta incredulidad con la llegada de los estados de WhatsApp. Aunque se trata de una función que no resulta desconocida para nadie, no obstante es una mera copia de lo que ya se hace en Snapchat o Instagram Stories, si nos ha provocado inseguridad porque abría la puerta a peligros relacionados con la privacidad personal e incluso con la estabilidad de nuestro iPhone a través del malware.

Para protegerte frente a ambas desarrollamos una guía con los mejores trucos de los estados de WhatsApp, pero ya se ha consumado el hecho: la actualización más grande de WhatsApp en años es un desastre.

WhatsApp estados iPhone

WhatsApp está recibiendo todo un aluvión de críticas fruto de los Estados de WhatsApp y no es para menos. Que la app más descargada y utilizada del planeta — tanto en iOS como en Android — se sienta impulsada añadir una función que sólo abre la puerta a confusiones, malos entendidos e incluso vulnerabilidades, da que pensar.

Insistimos, la idea de los vídeos cortos de vida limitada no es mala y a otras apps les ha funcionado muy bien, pero claro: son apps en las que usamos un nick, no están a la vista de todos nuestros datos personales y además, las usamos con un tipo de gente. Porque seamos honestos: compartir un vídeo que puede ver tu jefe, tu fontanero o tu tía la del pueblo porque son contactos tuyos, no mola.

WhatsApp estados

WhatsApp nació como herramienta de comunicación, llegando a sustituir los SMS y si tras 8 años de vida siente que debe modernizarse nos parece perfecto y necesario, pero sin comprometer la privacidad de los usuarios y por supuesto, sin eliminar una función que todos usábamos: el mensaje de estado tradicional de WhatsApp.

Otra cuestión que merece la pena debatir es la rentabilidad de la aplicación, porque que la app más descargada del planeta no encuentre forma de monetizar su servicio es cuanto menos curioso y todo un paradigma de una gestión empresarial nefasta, pero bueno, todo apunta a que en breves lanzarán una actualización orientada al mundo de los negocios llamada WhatsApp Business e incluso la incorporación de publicidad.

WhatsApp favoritos en iPhone

Porque eliminar los estados de toda la vida de WhatsApp ha sido un cambio erróneo y desacertado, al tratarse de una función que todo el mundo tenía asumida y sabía usar. ¿Acaso existía algo más útil que el “No respondo llamadas, sólo WhatsApp”?

Como más vale tarde que nunca, Facebook ha detectado rápidamente el fallo cometido y ha tomado buena nota de las críticas, por ello en próximas actualizaciones los viejos estados de WhatsApp volverán al lugar de donde nunca debieron salir: nuestro iPhone.