Nuevo benchmark y nueva sorpresa: El iPhone 7 Plus ya no es...

Nuevo benchmark y nueva sorpresa: El iPhone 7 Plus ya no es el mejor teléfono del mundo

¿Quién ha desbancado al iPhone 7 Plus?

Compartir

Desde hace unos años se lleva a cabo una guerra que cada vez carece más de sentido, la que enfrenta Samsung con Apple. Y es que tras los últimos fracasos de los coreanos y el ascenso de marcas como Huawei, Xiaomi o Oneplus, los usuarios de Android han visto cómo sus opciones se iban incrementando conforme los precios eran cada vez más competitivos.

En todo caso, la calidad no deja de tener un precio y a los hechos nos remitimos: las gamas premium de cualquiera de esas marcas ya superan los quinientos euros, eso sí, sin el soporte que ofrece Apple ni la estabilidad, seguridad, fluidez y homogeneidad del entorno iOS.

iPhone 7 Plus

Pero Samsung ha vuelto y promete dar más guerra que nunca con su Samsung Galaxy S8. Una pantalla más grande que nunca casi sin bordes, sin conexión jack — porque no nos engañemos, Samsung siempre tiene a Apple en su punto de mira inspiracional –, mejor audio, pantalla sensible a la presión… una larga lista que ha hypeado a los usuarios de Android.

Pero es que además promete ser mucho más rápido y potente, de hecho de acuerdo con los últimos benchmarks, el Samsung Galaxy S8 podría situarse en el top del ranking desbancando ni más ni menos que al iPhone 7 Plus de Apple. Según AnTuTu, el Galaxy S8 de Samsung obtendría 205.248 puntos por los 181.807 puntos del iPhone 7 Plus, una auténtica paliza.

Galaxy S8

Los benchmarks **constituyen una prueba de potencia bruta que sirven para que nos hagamos una idea de cómo de potente es un smartphone ante diversas aplicaciones funcionando a la vez. Si bien siempre hemos cogido estos datos con pinzas, porque **existen otros factores que podrían actuar como cuello de botella, sin lugar a dudas se trata de un apunte muy prometedor.

Y es que hasta ahora mismo el iPhone 7 Plus y el iPhone eran los reyes indiscutibles de esta lista en la que otras marcas eran acusadas de falsear sus resultados. No obstante es importante tener en cuenta dos hechos: el primero es que Apple fabrica hardware y software, lo que le hace optimizar al máximo sus recursos en el uso diario a pesar de que a priori cuente con algún componente inferior. Y la segunda, que el iPhone 7 es un modelo de 2016 y el Galaxy S8 aun no ha sido lanzado.

nuevo benchmark

Porque la batalla real entre Samsung y Apple tendrá lugar cuando ambos lancen sus smartphones previstos para 2017, es decir, cuando el Samsung Galaxy S8 esté en el mercado y el iPhone 8 o iPhone Edition también. Y aquí si que no tenemos ninguna duda sobre cuál será el absoluto vencedor.

Vía | ActualidadiPhone