Cómo proteger tu cuenta iCloud ante un posible ataque hacker

Cómo proteger tu cuenta iCloud ante un posible ataque hacker

Compartir

iCloud iOS

Un grupo de hackers conocido como “Turkish Crime Family” podría tener acceso a 559 millones de cuentas iCloud y está extorsionando a Apple pidiendo dinero a cambio de la protección de sus usuarios.

Recientemente Apple ha asegurado que no hay ninguna brecha de seguridad en su plataforma en la nube iCloud. Sin embargo, algunas de las credenciales de las cuentas compartidas por los hackers parecen ser completamente válidas.

Por ello, hoy en iPadizate, te explicaremos paso a paso cómo proteger los datos de tu cuenta iCloud en iPhone y iPad.

Cambia tu contraseña

Si tienes la más leve sospecha de que has estado utilizando la misma contraseña en otra página web o red social, cámbiala. Si has estado usando las mismas credenciales en la cuenta iCloud por muchos años, hay mucho riesgo al utilizar dicha contraseña en otros sitios. Aunque no hayas usado la misma contraseña, es recomendable cambiarla ante esta amenaza de ataque hack. Es mejor prevenir que curar.

Usa autenticación de dos factores

Si no tienes una autenticación de dos factores activa en tu cuenta iCloud, esto debería ser una prioridad para ti. Implicará que nadie tendrá acceso a tu cuenta desde dispositivos desconocidos, incluso si tienen tus credenciales de inicio de sesión. Cuando inicias sesión a iCloud desde un nuevo dispositivo por primera vez Apple envía un código de verificación a uno de tus dispositivos existentes, y necesitarás emplear este código para activar el acceso. Para activar la autenticación de dos factores accede a Ajustes > iCloud en la sección de contraseñas de tu cuenta.

iCloud

Revisa el inicio de sesión de tus dispositivos

Si entras a la página web Apple ID de la compañía podrás dirigirte a la sección “Dispositivos” para ver qué iPhone, iPad, iPod, Mac o Apple Watch ha iniciado sesión con tu cuenta, y asegúrate de reconocer tus dispositivos.

Por supuesto, estas mismas prevenciones se pueden aplicar a los credenciales de tus redes sociales. Por ejemplo, Instagram activó la autenticación de dos factores, pero hay muchas otras páginas web y aplicaciones que también emplean esta característica así que aprovéchala para mantener tu privacidad a salvo.