Las 5 cosas que el iPhone 8 debería copiar al Samsung Galaxy S8

    ¿Copiamos alguna cosa más de Samsung que nos haya sorprendido?

    Los Samsung Galaxy S8 y S8+ han aterrizado en el panorama smartphone revolucionándolo todo a su paso. Lo nuevo de los coreanos se trata sin lugar a dudas del smartphone más espectacular, potente y bonito del mercado, pero es que además incorpora características con las que otros usuarios sólo podemos soñar. Por tanto, el trono de la corona lo ostenta esta vez Samsung, a la espera de que medio año después el iPhone 8 o iPhone Edition de Apple vea la luz.

    El Samsung Galaxy S8 nos ha gustado tanto que creemos que Apple debería copiar descaradamente algunas cosas para por lo menos, estar a la altura. Y es que este año la competencia se lo ha puesto difícil a los de Cupertino.

    Las 5 características que el iPhone 8 debería copiar descaradamente al Samsung Galaxy S8

    Diseño

    iPhone 8 OLED pantalla

    Este año el iPhone 8 no puede ser otra continuación del iPhone 6. Apple necesita un nuevo diseño y éste ha de ser espectacular. Para empezar, puede adoptar algunas características del Samsung Galaxy S8 como la pantalla curva de cristal, que dota al terminal de un aspecto único que despierta el deseo de los compradores.

    Se ha rumoreado que Apple podría implementar esta característica en el iPhone 8, pero no así en la continuación del iPhone 7, es decir, en el iPhone 7s y iPhone 7s Plus, algo que sería un craso error. Bastante pagan los usuarios para que se añada un factor sorpresa diferencial en el diseño.

    Además, Samsung ha sabido sacar partido del cristal curvado, de hecho emplea los bordes para integrar paneles que el usuario usará en forma de atajo mejorando notablemente su experiencia en el acceso a apps, widgets, contactos…

    Pantalla infinita

    iphone-8-concept

    Esto es algo que todos sospechamos: una pantalla sin bordes es de imperiosa necesidad para aprovechar al máximo las dimensiones del terminal, el Samsung Galaxy S8 así lo ha hecho y el resultado no puede ser mejor.

    En realidad, salvo la cámara frontal, el altavoz y el escáner de iris, que lógicamente deben estar integrados en una superficie no cristalina, todo lo demás debe ser pantalla para que los usuarios aprovechen al máximo su dispositivo. Porque Apple, es momento de descubrir que cada milímetro cuenta.

    Las medidas del Samsung Galaxy S8 no mienten: su pantalla de 5,8 pulgadas sólo es 1 milímetro más ancha y 0,9 milímetros más gruesa que el iPhone 7, que tiene una pantalla de 4,7 pulgadas. Si nos vamos al iPhone 7 Plus y su pantalla de 5,5 pulgadas, el Samsung Galaxy S8+ le gana de calle con su pantalla de 6,2 pulgadas a pesar de ser 4,5 mm más estrecho y sólo 0,7 mm más grueso.

    Pero es que además la pantalla del Samsung es mucho más nítida y la diferencia es tal que debería sacar los colores a Apple: 2960×1440 que se traducen en 568 ppi por 1334×750, es decir, 326 píxeles por pulgada del iPhone 7. Veremos a ver cómo devuelve el golpe Apple con sus display con tecnología OLED.

     Escaneo de Iris

    Escáner de iris

    Si, ya sabemos que el iPhone tiene Touch ID, que es verdaderamente seguro, rápido y útil de usar, pero es necesario avanzar e implementar un escáner de iris como el Samsung Galaxy S8. Además de ser cool, mejora la accesibilidad, ya que no todo el mundo puede usar sus manos en todo momento para desbloquear su teléfono, por ejemplo mientras trabajas, con las manos húmedas… una posibilidad creciente sobretodo ahora que el iPhone es resistente al agua.

     Carga inalámbrica

    carga inalambrica iphone apple

    Sabemos que Apple está trabajando en la carga inalámbrica inductiva y que es casi seguro que la adoptará en el iPhone 8 y en los futuros iPhone 7s y iPhone 7s Plus que saldrán al mercado en otoño.

    Ojo, queremos aclarar que esto no significa que podremos cargar a varios metros de distancia nuestro terminal, no, en realidad su funcionamiento será similar al del Apple Watch, una considerable ventaja a la hora de librarte de tanto cable. Algo que aparte de proporcionarnos más orden y comodidad también constituye una ventaja a la hora de reponer los cargadores cuando se rompen, porque lógicamente se romperán menos. Esperemos así mi

    DeX

    Galaxy-S8-DeX-780x520

    DeX es una de las características más excitantes del Galaxy S8 que evidencia que no sólo en Apple saben innovar. Se trata de un dock que permite conectar tu terminal a un dispositivo externo como puede ser un teclado o un ratón, convirtiéndose en una especie de ordenador Android.

    Esto aparte de ser innovador es muy útil, pero no sólo para iPhone sino también para iPad. Y es que si queremos que el iPad sustituya al ordenador, qué menos que poder incorporarle un ratón para trabajar.

    ¿Qué te parece? ¿Incorporarías alguna otra característica más del Samsung Galaxy S8 al futuro iPhone 8? Vía | Cult of Mac