Para lo importante, el iPhone 7 Plus sigue siendo el smartphone más...

Para lo importante, el iPhone 7 Plus sigue siendo el smartphone más rápido que existe

Para lo que de verdad importa, el iPhone 7 sigue siendo el más eficiente

Compartir

Por si alguien vive en Marte y no se ha enterado, el Samsung Galaxy S8 ha salido al mercado hace unos días y es de justicia confesar que estamos ante un dispositivo espectacular. No es descabellado pensar que probablemente será el Android más vendido del año gracias al buen hacer de los coreanos.

Sin duda alguna dispone de una serie de características innovadoras entre las que cabe destacar el reconocimiento facial y el escaneo del iris, su pantalla sin marcos o la posibilidad de convertir el teléfono en un ordenador de sobremesa.

iPhone 7 Plus

También cuenta con mejoras importantes en su interior debido a que tanto Samsung como Qualcomm han realizado un gran trabajo construyendo nuevos chips mucho más potentes y con mayor eficiencia energética. Asumámoslo: los iPhone a día de hoy muerden el polvo en cuanto a rendimiento general según los tests inciales.

Antes del lanzamiento tuvimos la oportunidad de ver sus benchmarks y los resultados son espectaculares: su chip obtiene una puntuación de 205.000 puntos del Samsung Galaxy S8 por los 185.000 del iPhone 7 Plus. Sin embargo, los Samsung Galaxy S8 no serán capaces de vencer al iPhone 7 donde más importa.

¿Y qué significa este gráfico exactamente? La puntuación del ranking se corresponde con el rendimiento de los diferentes dispositivos para un solo núcleo y en esta batalla, el Samsung Galaxy S8 no sólo no supera al iPhone 7 Plus, sino que queda por debajo del iPhone 6s de 2015. Así que para que nos entendamos, la mayor parte de tareas que realizas de forma normal con tu smartphone irán mejor con tu iPhone que con el flamante nuevo modelo de Samsung.

Los iPhone de 2017 — recordemos que este año verán la luz el iPhone Edition o iPhone 8 y los dos iPhone 7s continuación del iPhone 7 — contarán con chips de 10nm. El Apple A11 será tan eficiente como el Qualcomm Snapdragon 835 o el Exynos 8895, pero más potente que el A10 que encontramos en los iPhone 7.

iPhone 7 Plus

Es decir, las puntuaciones single-cores del iPhone 8 y el iPhone 7s seguirán superando a las del Galaxy S8 y además, el A11 también ganará la batalla multinúcleo, que es donde el Samsung Galaxy S8. Hasta el lanzamiento del flagship de Samsung, el iPhone 7 superaba al resto de smartphones en todas las facetas de los benchmarks.

Finalmente queremos destacar la relativa importancia de los benchmarks, porque en realidad éstos no nos garantizan un mejor rendimiento en el día a día, sólo potencia bruta. No se puede obviar la uniformidad, fluidez y estabilidad de iOS, optimizado para el hardware de los dispositivos de Apple. En la vida real, ningún Samsung ha superado en rendimiento a un iPhone.

Via | Bgr