Usar mi iPhone los próximos 6 meses va a ser muy duro

    ¿Cómo, que aun queda medio año para el iPhone 8?

    ¿Te acuerdas de la primera vez en tu vida que viste una televisión plana? Probablemente sería en un folleto publicitario, o en un escaparate… si por aquel entonces ya eras un geek, igual hasta las viste en una feria tecnológica. En mi caso me pilló en plena adolescencia. Luego llegabas a casa y ahi estaba tu tele gorda y tus padres diciéndote con toda razón del mundo que cuando se rompiese, comprarían otra. Lo mismo sucedió cuando vi por primera vez un iPhone mientras andaba con una BlackBerry que se bloqueaba cada dos por tres.

    En una situación similar me siento ahora. Y es que el Samsung Galaxy S8 ha salido al mercado y la verdad, es el mejor smartphone que hemos visto hasta la fecha y por supuesto, de largo el mejor Android. No es la primera vez que Samsung presenta un smartphone antes que un iPhone pero coincidirás conmigo en que este es especial.

    Hacia una nueva era: los smartphones sin bordes

    Samsung Galaxy S8

    En general cada año un nuevo modelo llega para remplazar al anterior, y aunque se introducen mejoras, éstas son son menores y repetitivas: más capacidad, mejores cámaras, más resolución de pantalla, más autonomía de batería, más RAM o un procesador más potente… pero el diseño marca la diferencia. Y este 2017 hemos entrado en una nueva era en cuanto a diseño.

    LG y su G6 abrió la veda de los smartphone sin bordes pero es que el Samsung Galaxy S8 además es mejor en prácticamente todo lo demás. Y nos atrevemos a vaticinar que con este lanzamiento los coreanos se han resarcido del escarnio originado por la expresividad literal del Note. Samsung ha metido un gol por toda la escuadra a Apple y aun falta la friolera de medio año para que los de Cupertino puedan devolver el golpe.

    Samsung y iPhone

    Las pantallas de cualquier smartphone son un gancho muy atractivo, pero cuando pasamos del ratio de pantalla del 66% que tiene el iPhone 7 respecto a sus dimensiones frente a un 83% del Samsung Galaxy S8, se entra en una nueva dimensión. Más pantalla en un dispositivo más compacto. El smartphone sigue siendo igual de ergonómico y manejable, pero la experiencia cambia, es como si cogieras con tus propias manos las apps que estás usando y los numerosos gestos manuales o el 3D Touch cobran más importancia si cabe.

    Apple siempre ha liderado el camino de la innovación

    ¿Recordáis cuando Apple tomó la polémica decisión de eliminar la salida jack en el iPhone 7? Así mismo, Apple fue el primero en reducir los botones frontales a la mínima expresión con el botón Home. La lista de innovaciones en los que Apple ha marcado el camino es larga, evidenciando que Apple era representaba el máximo exponente en cuanto a innovación.

    Pero algo pasa en los cuarteles generales de Cupertino. Y lo que acabamos de presenciar con el Samsung Galaxy S8 no es una casualidad: ya pasó lo mismo con los nuevos MacBook Pro de 2016 en el que apenas apreciamos variaciones al margen del Touch Bar. Mientras tanto, Microsoft sorprendía a propios y extraños con su Surface. Muchos achacan este estancamiento a la triste ausencia de Steve Jobs.

    iPhone

    Y sí. Llevamos meses publicando rumores del iPhone 8, por lo que sabemos que también cambiará su diseño a una pantalla sin bordes, a la carga inalámbrica inductiva, al reconocimiento facial… pero no será el primero. De hecho, si lo hace sólo conseguirá ponerse a la altura de lo que Samsung ha hecho medio año antes.

    ¿Y si nos pasamos a Android?

    De ninguna manera. Hay muchas razones para seguir confiando en Apple a pesar de todo. Apple ha sido sinónimo de lo mejor, de innovación y diseño por mucho tiempo, pero su mejor baza es su sistema operativo iOS: estable, fluido, intuitivo y tremendamente seguro gracias a la homogeneidad de sus actualizaciones. Su increíble pack de apps propias y las que se diseñan exclusivamente para iPhone y iPad. Honestamente, Android no tiene nada que hacer frente a iOS.

    iPhone

    Tampoco podemos olvidar que Apple tiene el mejor servicio de atención al cliente que podamos encontrar. O su maravillosa integración con el resto de dispositivos de la manzana mordida. O su obsolescencia programada, mucho más lenta que la de la competencia.

    Pero como amante de la tecnología y usuaria exigente que soy, esperar 6 meses hasta que Apple lance el iPhone 8 va a ser tremendamente duro.

    Vía | BGR