iPhone 8: problemas con la integración del Touch ID en la pantalla...

iPhone 8: problemas con la integración del Touch ID en la pantalla OLED

Compartir

Touch ID

Al parecer, Apple está teniendo serios problemas en la manufacturación del iPhone 8, iPhone X o iPhone Edition que presentará este año 2017.

Hace unas semanas advertíamos que el iPhone 8 se presentará en septiembre, sin embargo, su lanzamiento o comercialización se vería retrasada hasta el mes de octubre. Esto podía ser debido a que su producción era más complicada y requería más tiempo.

Ahora ya conocemos cuál es el verdadero problema, la integración del sensor Touch ID incrustado en la pantalla OLED del iPhone 8.

Apple debe encontrar una solución antes de que finalice el verano

Timothy Arcuri, analista de Cowen & Company, ha realizado un “trabajo de campo” y ha averiguado que Apple está en un punto muerto preparando la producción en masa del iPhone 8 de 5,8 pulgadas con pantalla OLED que se presentará con motivo de la celebración del 10º aniversario del iPhone.

Touch ID

El problema consiste en que Apple no encuentra el modo más eficaz de implementar la tecnología Touch ID bajo el cristal de la pantalla OLED.

Según Arcuri, la solución actual del sensor de huellas dactilares basado en AuthenTec no es funcional. Sin embargo, parece que Apple se niega a buscar una solución de terceros. Al parecer hay tres posibilidades diferentes:

  • Apple retirará por completo el Touch ID del iPhone 8 y basará su protección en el reconocimiento facial (o de iris). No es muy seguro, es arriesgado, y puede crear problemas con Apple Pay.
  • Apple insertará la funcionalidad Touch ID en la parte posterior del iPhone 8 pero en un lugar diferente al del Samsung Galaxy S8.
  • Apple retrasará la producción en masa del iPhone 8, pero anunciará el dispositivo en septiembre junto con el iPhone 7S de 4,7 pulgadas y el iPhone 7S de 5,5 pulgadas.

Manufacturación

Lo más probable es que la compañía de la manzana mordida se decante por la última opción, de hecho es algo que venimos anticipando desde hace meses. Pero crear un nuevo iPhone con diseño renovado y novedades en el hardware no debería haberle llevado tanto tiempo a Apple, pues los consumidores lo han estado esperando desde hace años.

Fuente | Macrumors