Es momento de dejar de considerar Apple como una religión

Es momento de dejar de considerar Apple como una religión

Compartir

Asumámoslo: a veces nuestra fidelidad para con Apple roza más la fe religiosa que la creencia meramente objetiva. El culto a Apple es un hecho y la realidad es que no hay otra empresa tecnológica capaz de fidelizar al cliente como la de la manzana mordida.

A decir verdad, Apple se ha ganado su fama y base de fans merecidamente durante años a base de un diseño exquisito, innovación a raudales y productos capaces de satisfacer al usuario más exigente. Además, tampoco podemos olvidar que los productos Apple son caros, pero soportan el paso del tiempo como nadie. Pero no es descabellado decir que desde que Steve Jobs se fue, en Cupertino se han dormido en los laureles.

Y es que no sé qué os parecerá a vosotros, pero a veces se me queda la cara que parece un cuadro de Picasso. Entiendo que las empresas tengan que seguir generando beneficios, pero en los últimos tiempos hemos presenciado cómo Apple lanzaba un nuevo iPad “low cost” cuya principal innovación ha sido una pantalla más brillante y un procesador más potente. Lo mismo para el iPhone 7 (RED) cuya principal mejora es un cambio de color. Pero es que el iPhone 7 tampoco es que se llevase mucha diferencia respecto al iPhone 6s, salvo claro está la versión premium con su cámara dual y la ausencia de salida jack.

Apple

Pero podemos seguir: ¿sabías que el Apple Watch Series 2 tiene como principal y casi única innovación que es sumergible y que tiene GPS? ¿y que los nuevos MacBook Pro cuentan con la Touch Bar como principal novedad?

Cada vez que iFixit destripa un producto Apple descubrimos que nos enfrentamos prácticamente a lo mismo que en el modelo anterior.

En general, la lista es larga pero se podría resumir en que parece que Apple nos quiere sacar los cuartos con cambios ínfimos. ¿Qué haría a un usuario que ya cuenta con un iPad, iPhone o MacBook actualizar sus dispositivos porque si?

Afortunadamente, parece que Apple hará una revolución espectacular con el iPhone 8 por la cuenta que le trae, no así con las continuaciones del iPhone 7s y iPhone 7s Plus, que o son puestas a la venta a un precio verdaderamente interesante u honestamente, no merecerán la pena.

Te puede interesar | Los 10 rumores más creíbles sobre el iPhone 8

Apple marca los ritmos en cuanto a conectividad

Apple

Lo hemos visto en el Mac y también en el iPhone 7.

Apple toma decisiones sin precedentes como eliminar de sus ordenadores portátiles la ranura SD, la conexión HDMI, los puertos USB y los propios Thunderbolt y MagSafe, limitándose a los USB-C e irónicamente la conexión jack que ha eliminado, no exento de polémica, de sus iPhone 7.

De esta forma, Apple da un golpe encima de la mesa y aboca al resto de fabricantes a seguir su estela hacia el futuro. La conexión USB-C es mucho más rápida tanto en la transmisión de datos como de carga, pero ¿alguien ha pensado en la ingente cantidad de adaptadores que tendremos que comprar sus usuarios?

Pues sí, Apple lo ha hecho. Porque en Apple puedes comprar los adaptadores a un módico precio.

Te puede interesar | ¿Por qué Apple ha Eliminado la Entrada Jack para Auriculares en el iPhone 7?

Apple adopta una estrategia clara para empujarnos a la renovación

iPhone 5C de Apple

Así que sí, Apple hace productos fantásticos y con una gran durabilidad y resistencia al paso del tiempo. Pero como cuando nació el concepto de obsolescencia programada — si te interesa el tema, te recomiendo encarecidamente que veas este documental para que entiendas mejor porqué se funden las bombillas o las medias tienen carrera –, Apple ha decidido seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro con una agresiva estrategia que afecta tanto al software como al hardware.

Para empezar, hace unos días descubrimos que iOS 10.3.2 no será compatible con iPhone 5 ni iPhone 5C. ¿En qué se traduce esto? Pues que las personas que adquirieron a partir de 2013 uno de esos modelos y que les sigue funcionando perfectamente para WhatsApp, realizar llamadas y navegar por internet, se quedan fuera de las actualizaciones y del mercado de apps de 32 bits.

Apple

Ya hemos visto que en cuanto a innovaciones de hardware llevamos años estancados. Sin embargo, cada vez observamos con más perplejidad que desde Cupertino se están realizando modificaciones orientadas a dificultar la reparación de forma general y particularmente, por técnicos no oficiales como hemos visto con el iPhone 7 y su botón Home, cuyo Touch ID queda inutilizado si es sustituido por terceros, que no disponen de la máquina de calibración requerida.

De esta forma, Apple se asegura un mayor beneficio tanto en cuanto a la hora de actualizar el parque de dispositivos, como en reparaciones y por supuesto, en contratación del servicio AppleCare.

Así que si no eres un usuario que quiera estar a la última, vas a tener que pasar por el aro sí o sí.

Te puede interesar | Ni se te ocurra arreglar el botón Home de tu iPhone 7 por tu cuenta ¡Acude siempre al servicio técnico oficial de Apple!

Apple y el cliente

Tim Cook con trabajadores Apple Store Francia

Apple ha sido reconocido este año una vez más como la empresa tecnológica con mejor servicio técnico por sus clientes y eso es el mayor premio que los de Cupertino pueden recibir. Aun así, hay un par de aspectos en los que creemos que deben mejorar.

El primero de todos sería la comunicación. Sabemos que en Apple son celosos de su intimidad y filtran lo justo, pero esa imprevisibilidad es más propia de una estrella del rock que de un fabricante de gadgets. Y es que normalmente contamos con menos de una semana de margen para las Keynotes, y ojo, no lo digo por los medios, lo digo por los clientes. ¿Comprarías un iPad hoy si supieras que en Cupertino se prepara un lanzamiento en junio?

El segundo atañe al stock. Tras unos meses de retraso, se lanzan los AirPods antes de Navidad pero por supuesto, con un stock limitadísimo y un envío previsto de semanas. Eso no es muy serio, por mucho que aumenten la expectación. Con el iPhone 8 se espera que Apple adopte exactamente la misma táctica.

Te puede interesar | El iPhone 8 llegaría en septiembre, aunque en cantidades muy limitadas

La competencia

Apple

Mientras tanto, la competencia parece haber aprendido la lección. Hace años decíamos que Apple era caro y no nos equivocábamos. Hoy Samsung compite mano a mano con su Samsung Galaxy S8 frente al iPhone 7 en cuanto a prestaciones — eso sí, ofreciendo un producto verdaderamente innovador — y precio. Lo mismo podemos decir del sorprendente Microsoft Surface vs. el MacBook Pro de 2016.

Ya no hay miedo a subir los precios. Ya no hay miedo a tirarse a la piscina diseñando cosas nuevas tan fascinantes como el DeX del Samsung Galaxy S8. Y no son los únicos, desde China Huawei, Xiaomi o OnePlus llegan pisando fuerte en el mercado del smartphone.

Con este panorama, depende exclusivamente de Apple que vuelva a reconquistarnos: desde el diseño pero también desde el cuidado al cliente.

Te puede interesar | Los 10 rumores más creíbles sobre el iPhone 8