Todos los secretos detrás del Touch ID del iPhone 8

Todos los secretos detrás del Touch ID del iPhone 8

Compartir

No hace mucho supimos por una nueva filtración que podría ser posible que el próximo iPhone 8 tuviese cámara dual trasera vertical y el Touch ID en la parte trasera, dos características que personalmente, así de primeras, no me entusiasman demasiado.

Actualmente el Touch ID es desarrollado por AuthenTec detecta la presencia de nuestro dedo gracias al anillo de detección que activa el sensor cuando ponemos el dedo encima del botón. El propio sensor está cubierto por un cristal de zafiro y utiliza un sensor táctil capacitivo semiconductor de óxido metálico.

Cuando la huella digital es detectada pasa por el enclave Secure y se compara con los datos almacenados en el teléfono. En caso de que coincidan los datos, el teléfono se desbloquea.

Hasta ahora, el único cambio que ha habido en el Touch ID es la velocidad en la que nuestro iPhone se desbloqueaba, que ahora es mucho más rápida, prácticamente instantánea.

¿Y qué diferencia habrá ahora en el Touch ID del iPhone 8?

Touch ID iPhone 8

Cómo creemos, el próximo iPhone 8 tendrá una pantalla OLED, lo que significa que la pantalla será más delgada, aproximadamente 1 milímetro, que la actual pantalla LCD que tienen los iPhone. Esto supondría que el sensor Touch ID sería cinco veces más grueso que la pantalla, dando como resultado la disminución del reconocimiento de huellas y un impacto grave para Apple Pay, ya que haría de éste un método de pago nada seguro.

Sin embargo, Apple tiene una patente para un sensor de contacto utilizando una matriz de lentes electrostáticas. Esto da lugar a que el sensor de huellas Touch ID del iPhone 8 esté situado en la parte trasera del dispositivo. Y así un usuario puede usar el Touch ID sin distorsiones – o menos distorsionada – a un sensor incorporado en el cristal, como se rumoreaba en un principio.

Touch ID Iphone 8

Apple no lo tiene nada fácil

Según algunos informes, el Touch ID podría ser uno de los culpables del posible retraso en el envío del iPhone 8, pero no hay nada confirmado sobre esto aún. Sin embargo, si que hay más rumores que afirman la posibilidad de tener un iPhone 8 con sensor de huellas trasero.

Esperemos que de ser así, Apple lo ubique en un buen punto de la parte trasera, y no como Samsung que dificulta el uso de su sensor situado al lado de la cámara, donde es difícil llegar sin hacer esfuerzos. ¿O quizás esto sea un motivo para que Apple se vuelva a plantear la ubicación del sensor de huellas Touch ID?

Lo que está claro es que en Cupertino no lanzan un producto hasta que esté no está diseñado y desarrollado a la perfección, aunque este tenga que retrasarse y no ser lanzado en 2017, como podría ser el caso del iPhone 8.

Vía | appleinsider