Olvídate del OLED del iPhone 8, lo próximo será el MicroLED

Olvídate del OLED del iPhone 8, lo próximo será el MicroLED

Apple piensa en el futuro

Compartir

iPhone 8 OLED pantalla

Ya sabemos que el iPhone 8 (o iPhone Edition, o iPhone X o simplemente iPhone) contará con pantallas con tecnología OLED fabricadas por Samsung, algo que de hecho está provocando el retraso en la producción del flagship de Apple. Sin embargo, Apple ya piensa en el futuro y trabaja con LuxVue en desarrollar un nuevo tipo de paneles empleando microLED, algo que podría ver la luz el año próximo.

La tecnología MicroLED — también denominados como LEDs a micro escala o µ-ILEDs– , según los especialistas del sector como Candice Brown-Elliott, el creador de la configuración de pixels Pentil integrada en los paneles OLED de Samsung, es que es la única tecnología “potencialmente disruptiva”, debido a su naturaleza capaz de transformarse y además es aun desconocida tanto para el gran público como para la industria.

MicroLED

Este febrero Apple registró patentes en este sentido, específicamente detallando la inclusión de sensores con diodos de infrarrojos con la capacidad de leer huellas dactilares en la superficie de la pantalla, algo que permitiría integrar la función Touch ID en la pantalla en sí misma, sin necesidad de un área específica.

De hecho, esa ha sido la mayor aspiración de Apple con el rediseño sin bordes de su iPhone: que no se requiera un sensor dedicado para el Touch ID en una zona del terminal. A día de hoy, no será así y se implantará una superficie de cristal que actuará como lente refractando las imágenes de las huellas hacia el sensor óptico ubicado bajo la pantalla.

MicroLED

Por supuesto, esta tecnología no se quedará en el iPhone sino que los próximos Apple Watch también podrán leer huellas en su pantalla.

La dificultad de su producción, la cual da problemas para pantallas de grandes dimensiones, evidencia dos hechos: que se trata de un reto a medio plazo que no verá la luz hasta dentro de un par de años en el caso del iPhone y que el Apple Watch tiene todas las papeletas para ser el candidato ideal como pionero en su implantación.

La integración del MicroLED en el Apple Watch 3 permitiría a Apple perfeccionar la producción y en un futuro muy cercano dejar de depender de Samsung, que no olvidemos es su principal competencia, como proveedor de pantallas.

En aras de continuar con su autoabastecimiento, Apple pronto comenzará a fabricar sus propias RAMs — algo que avanza a pasos agigantados con la adquisición de Toshiba — y cámaras. Desde luego, se avecinan malos tiempos para Samsung y LG como fabricantes. Este hecho también afectará directamente a las economías de algunos países asiáticos como Corea del Sur, donde los de Cupertino invierten 2.630 millones de dólares al año sólo en componentes.

Vía | Appleinsider