¿Por qué dura tan poco la batería de mi smartphone?

¿Por qué dura tan poco la batería de mi smartphone?

¿Te imaginas que la batería del iPhone no se reduzca con el tiempo?

Compartir

bateria smartphone

Cualquiera que tenga un portátil o un** smartphone** lo tiene claro: la autonomía de sus baterías decrece con el paso del tiempo. El día que lo compras, tu móvil dura toda la jornada sin despeinarse, pero tras dos años de cargas diarias, a duras penas te da para que llegue a la hora de la comida.

La gente normalmente achaca todo esto de la vida útil de la batería empleando la expresión “ciclos de carga”, pero la ciencia por fin ha puesto algo de luz sobre el tema. Y es que el departamento de energía de Estados Unidos se ha puesto manos a la obra y ha revelado los mecanismos verdaderos causantes de la disminución de la capacidad de carga, e incluso podrían evitarlos, todo un hito para el mundo tecnológicamente dependiente de hoy en día.

bateria smartphone

En una batería recargable corriente de ion-litio, los iones de litio se encuentran en una disolución que se mueven entre dos electrodos, generando un flujo de electrones responsable de originar la energía de la que se alimenta el dispositivo. Es decir, la batería es un mero volumen de iones de litio que se desplaza entre dos electrodos entre cargas y descargas.

En su investigación, el DOE ha descubierto que el Manganeso es el material que a menudo origina el deterioro de los electrodos, permitiendo que algunos iones metálicos floten libres y realicen el recorrido de forma inversa, de forma que origine una reacción que atrapa los iones de litio — que recordemos, son los que deberían recorrer el circuito para proporcionar energía — . Consecuentemente, conforme más iones litio son bloqueados, la capacidad de carga de la batería se va reduciendo.

bateria smartphone

Te puede interesar | Gracias a la nueva batería SLP del iPhone 8, te olvidarás de cargarlo

Según Daniel Abraham, uno de los autores del estudio:

Hay una correlación entre la cantidad de manganeso que llega al ánodo y la cantidad de litio que queda atrapado. Ahora que conocemos los mecanismos detrás de la captura de los iones de litio y su capacidad, podemos encontrar métodos para solucionar el problema.

¿Y qué significa todo esto? Que quizás, en un futuro no muy lejano, las baterías de nuestros dispositivos podrían no deteriorarse tanto, algo que en el caso de los iPhone resulta providencial. Eso sí, tampoco podemos olvidar la obsolescencia programada, y es que los fabricantes siempre buscarán el compromiso entre durabilidad y renovación del terminal.

Via | BGR