El primer iPhone sigue siendo el más duro de todos

El primer iPhone sigue siendo el más duro de todos

Es el iPhone más duro del oeste

Compartir

iPhone

Diez años. Diez largos años desde que Apple irrumpió en la escena de la telefonía cambiándolo todo desde la base con su iPhone. Era el nacimiento de una nueva era, la de los smartphones, en la cual nos encontramos plenamente sumergido. Desde luego, no dejó indiferente a nadie: o lo amas, o lo odias.

Este 2017 se cumplen 10 años y Apple quiere lanzar un **iPhone **conmemorativo, que se llamará iPhone X, o iPhone Edition o iPhone 8. No tenemos muy claro su nombre, pero sabemos que tendrá una pantalla sin bordes con tecnología OLED y el botón Home integrado, carga inalámbrica inductiva, cámara dual, sensor 3D en su cámara frontal, realidad aumentada… una serie de características a años luz del iPhone original.

Muchas cosas han cambiado, pero la esencia sigue siendo la misma. En el apartado del diseño ya vimos recientemente cómo los iPhone han ido transformándose, estilizándose, creciendo… Lo mismo podemos decir de los acabados y los materiales: desde el plástico brillante hemos ido navegando a metales como el aluminio o el vidrio.

Pero no quiero engañarte, hay algo en el que el iPhone original sigue siendo el rey absoluto: la dureza. ¿Que cómo lo sabemos? Porque hemos tenido la oportunidad de verlo de la mano de un popular Youtuber llamado JerryRigEverything que ha hecho algo que a todos nos apasiona: someter a un viejo iPhone a un sinfín de pruebas con el objetivo de reducirlo a pedazos. Pero el iPhone original es el tipo más duro del oeste con permiso de Clint Eastwood.

Rayaduras con un destornillador, con un cúter, exposición al fuego de un mechero…desde luego su dureza nos resulta sorprendente, más que nada porque el iPhone original tiene bastante plástico y un aspecto más endeble que los actuales. Eso sí, comparte algo con los iPhone actuales: 10 años después sigue yendo igual de fluido.

Vía | Wayerless